Cultura

Fallece Alfredo Ripstein, productor de más de cien filmes mexicanos

México – El cineasta mexicano Alfredo Ripstein, productor de más de cien filmes mexicanos, falleció el sábado a los 100 años causa de un paro respiratorio, informaron fuentes allegadas a los familiares

Carlos Carrera
Carlos Carrera, director de la película 'El crímen del Padre Amaro', una de las últimas cintas producidas por el fallecido Alfredo Ripstien. | EFE. Archivo

Redacción Central |

México – El cineasta mexicano Alfredo Ripstein, productor de más de cien filmes mexicanos, falleció el sábado a los 100 años causa de un paro respiratorio, informaron fuentes allegadas a los familiares

El cuerpo del productor de cintas como “El crimen del padre Amaro” (2001), fue velado en el panteón israelí, donde fue sepultado hoy al mediodía, según informó la familia.

El productor falleció cuando celebraba su 65 aniversario de bodas en su casa de Polanco en Ciudad de México.

Ripstein nació el 10 de diciembre de 1906 en Parral, Chihuahua, era descendiente de un comerciante de origen polaco y fue trasladado a la capital mexicana a los 5 años.

Estudió la carrera de contador público y desempeñó esa función en la década de los 30, en la Financiera Industrial Cinematográfica de Simon Wishnack.

Más tarde trabajó en la productora Filmex (creada en 1939 por el mismo Wishnack), en la que a partir de 1942 inició su carrera como gerente de producción y productor ejecutivo.

Ocho años después, Ripstein comenzó su carrera como productor independiente al filmar su empresa “Alameda Films S.A.”.

Esta productora trabajó con estrellas mexicanas de la talla de Pedro Infante (1917-1957) Marga López (1924-2005), Joaquín Pardavé (1900-1955), y Arturo de Córdova (1908-1973), entre otros.

Colaboró con directores de la época de oro del cine mexicano como Alejandro Galindo (1906-1999), Chano Urueta (1895-1979), Fernando Méndez (1908-1966), entre otros.

También produjo cintas para su hijo, el realizador Arturo Ripstein (El coronel no tiene quien le escriba), y su compatriota Carlos Carrera, quien causó gran polémica al llevar a la pantalla grande la novela del portugués Eça de Queirós, “El crimen del padre Amaro”.

También produjo la cinta “Principio y fin” (1993) de Arturo Ripstein, “El callejón de los milagros” (1995) de Jorge Fons, las cuales, igual que “El crimen del Pare Amaro”, se llevaron el Ariel de Oro a la Mejor película.

En su filmografía también destacan “Corona de lágrimas” (1967) de Alejandro Galindo, “Cristo negro” (1962) de Ramón Torrado.

“La maldición de la llorona” (1961) de Rafael Baledón, “El mundo de los vampiros” (1960) de Alfonso Corona Blake, y “Misterios de ultratumba” (1958) de Fernando Méndez.

también te puede interesar