Cultura

Antonio Banderas dice que “no hago filmes para que me den una estatuita”

Los ÁngelesAntonio Banderas tiene hoy las maletas listas para asistir a su primer Festival de Sundance, donde el lunes presenta fuera de competición “El camino de los ingleses“, filme en el que muestra su “verdadero yo”

Redacción Central |

Los ÁngelesAntonio Banderas tiene hoy las maletas listas para asistir a su primer Festival de Sundance, donde el lunes presenta fuera de competición “El camino de los ingleses“, filme en el que muestra su “verdadero yo”

“Yo no hago filmes para que me den una estatuita. Tampoco busco amor. Sólo trato de expresar libremente lo que tengo en la cabeza”, confiesa a Efe el actor malagueño de su segunda obra como director.

Se trata del único filme español en un festival al que el propio Banderas se refiere como “el templo del cine independiente”.

Es una muestra cinematográfica inusual en la pequeña localidad de Park City (Utah), que el resto del año sirve de parada de esquiadores en medio de las montañas a 15 grados bajo cero, y que hasta el 28 de enero es el Hollywood fuera de Hollywood donde la industria busca sus nuevos talentos.

De buscar algo Banderas, de 46 años, busca distribución estadounidense para la cinta, que aún no tiene.

Pero no se le ve preocupado a este respecto porque como confiesa con honestidad sabe que, valga la redundancia, “el camino del “Camino de los ingleses” es absolutamente minoritario”.

Es modesto porque la obra basada en la novela homónima de Antonio Soler tuvo una aceptación notable en España, con una crítica polarizada pero una taquilla sólida y dos candidaturas a los Goya, los máximos galardones del cine en España.

“Hubiéramos esperado más de la Academia”, musita sin resquemor en el comentario. Sabe que llegó tarde a la promoción y que muchos académicos ni habían visto la cinta.

Además insiste “de corazón” que no busca premios.

“No soy amigo de la competición en el arte. Me parece una tontería”, subraya sobre los festivales.

El actor español conoce el terreno que pisa desde sus años como “chico Almodóvar” en España a su entrada como estrella en Hollywood con cintas comerciales tipo “La máscara del Zorro”.

También sabe lo que no le gusta y se confiesa poco amante de los festivales, un terreno algo “hipócrita” que quiere unir la intelectualidad y el “glamour”, “dos mundos que no se llevan”.

Dicho esto, el lunes estará el primero promocionando su segundo esfuerzo como director y permanecerá en Sundance hasta el miércoles haciendo “lo que tenga que hacer” por su película.

Entre otras cosas, cambiarle el título. Para las audiencias estadounidenses se llama “Summer Rain”.

“No me ha hecho mucha gracia y yo la presentaré como “The English Road”. Pero no viajo solo y hay que ceder”, explica.

El cambio quiere acercar el filme a la audiencia estadounidense, aunque su autor recuerda muy poco de “verano” en los años que narra el filme y que en su vida tuvieron poco de “primaverales”.

En cuando a lo de no viajar solo, es una metáfora poco acertada en este momento cuando sí estará solo, sin un equipo de actores que incluye a Victoria Abril ni a su familia.

“No pueden venir porque Melanie (Griffith) tuvo un accidente de esquí y se ha roto la rodilla derecha”, se lamenta el actor del “talegazo” que se dio su esposa.

Banderas aprovechará el momento para “poner una velita” a esos otros españoles y amigos a la espera de un premio, el realizador Pedro Almodóvar y la actriz Penélope Cruz, ambos posibles candidatos al Oscar el próximo martes.

Dos votos ya tienen seguro, el de Banderas y el de Griffith, además del cariño y el apoyo del actor que subraya lo “estupendo” que sería su candidatura, “para ellos dos y para el cine español”.

“Penélope se lo merece todo. Lleva muchos años luchando y es muy bonito ser candidato al Oscar”, afirma un intérprete que aún no ha probado la experiencia.

Tampoco se le ve con deseos y como si se tratara de una amenaza dice que se está “abriendo a diferentes terrenos”, con cuatro películas entre manos y un estreno en Broadway para el 2008.

También tiene un ojo en el campo de la dirección donde no se ve “haciendo películas comerciales”.

“No voy buscando taquillas. Eso ya lo tengo en Shrek, en El Zorro. Eso lo tengo en Hollywood y lo que quiero es un producto más profundo de Antonio Banderas”, resume con orgullo.

también te puede interesar