Cultura

Teatro Bolshoi dedica festival a coreógrafo ruso Grigórovich

Moscú – El legendario teatro Bolshoi dejó inaugurado hoy un festival en homenaje al eminente coréografo ruso Yuri Grigorovich en ocasión de su natalicio 80 con la puesta en escena de su versión sobre el ballet Cascanueces

Teatro Bolshoi
Teatro Bolshoi. | Wikipedia

Redacción Central |

Moscú – El legendario teatro Bolshoi dejó inaugurado hoy un festival en homenaje al eminente coréografo ruso Yuri Grigorovich en ocasión de su natalicio 80 con la puesta en escena de su versión sobre el ballet Cascanueces

Basado en un cuento del escritor alemán Ernst T. Amadeus Hoffman, esta obra en dos actos fue estrenada en 1892 en San Petersburgo con libreto de Marius Petipa, música de Piotr Chaikovski y coreografía de Lev Ivanov.

Grigórovich creó una nueva versión en 1966 para el Bolshoi cuando era coreógrafo de la compañía y estaba en pleno auge su talento creador.

Me costó mucho trabajo, tuve muchas dudas y controversias, no esperaba que perdurara tanto tiempo en la cartelera del teatro, me agrada sobremanera que se vuelva a presentar ahora, declaró el artista a la Voz de Rusia.

El festival incluirá otras piezas de renombre mundial del coreógrafo como La Leyenda de Amor, inspirada en un texto homónimo del paradigma de la poesía turca, Nazim Hikmet.

Se trata de una de las primeras danzas escritas por el creador en 1961, cuando iniciaba su carrera en el Teatro Mariinski de Leningrado (hoy San Petersburgo), caraterizada por una fusión sin sobresaltos de la danza clásica y la plástica oriental.

El ballet Espartaco, reconocido como el mejor aporte danzario de Grigórovich en su etapa del Bolshoi y considerada su principal carta internacional de crédito, también estará incluido en el repertorio seleccionado para la fiesta de las artes escénicas.

Este espectáculo heroico, novedoso, revolucionó el baile masculino al que aportó nueva vida y se considera la obra cumbre del octogenario artista.

Para el cierre de la jornada el Bolshoi reserva El Siglo de Oro, ballet con el que Grigórovich rindió tributo al célebre compositor Dimitri Shostakovich.

Concluido el festival, el maestro será homenajeado en San Petersburgo y después viajará a Londres, donde el 28 de enero el teatro Royal Covent Garden celebrará un espectáculo de gala con la participación de estrellas mundiales del ballet.

Nacido el 2 de enero de 1927 de una familia vinculada con el Ballet Imperial ruso, Grigórovich se graduó de la Escuela Coreográfica de Leningrado en 1946 y bailó como solista en el Ballet Kirov hasta 1962.

Sus puestas en escena basadas en las partituras de Serguei Prokofiev La Flor de Piedra (1957) y La Leyenda de Amor (1961) lo convirtieron en un aclamado coreógrafo.

En 1964 se trasladó a la capital rusa, donde hasta 1995 trabajó como director artístico del teatro Bolshoi, en el que estrenó entre muchas piezas Iván el Terrible y una versión del Lago de los Cisnes que provocó grandes polémicas por su final feliz.

Tras el desmoronamiento de la Unión Soviética y en medio de los debates que afectaron de manera esencial a la sociedad y a la cultura rusas, fue separado de la institución que le rinde tributo en su natalicio 80.

Trabajó desde entonces como coreógrafo para varias compañías de su país antes de establecerse en la ciudad rusa de Krasnodar, donde fundó su propia compañía, sin dejar de presidir numerosos jurados en competencias internacionales de ballet clásico.

Al referirse a los homenajes por su cumpleaños, Grigórovich expresó que le agradaría que las personas presten más atención al teatro, en particular al ballet.

también te puede interesar