Cultura

Peligra un mural de Siqueiros en Argentina

México – Un enorme mural del mexicano David Alfaro Siqueiros depositado por trozos en contenedores a la intemperie en la provincia de Buenos Aires corre el riesgo de sufrir daños irreparables, denunció en México Silvia María, autora de un documental que intenta salvar la obra, realizada en 1933

Niña
Una mujer esperando para pujar por la obra de arte del mexicano David Alfaro Siqueiros 'Niña', mostrada en un monitor a su espalda, el 17 de noviembre de 2005 en la casa Sotheby's en Nueva York. | AFP

Redacción Central |

México – Un enorme mural del mexicano David Alfaro Siqueiros depositado por trozos en contenedores a la intemperie en la provincia de Buenos Aires corre el riesgo de sufrir daños irreparables, denunció en México Silvia María, autora de un documental que intenta salvar la obra, realizada en 1933

“En uno de los cuatro contenedores donde están depositadas desde 1993 partes del mural Ejercicio Plástico , gotas de agua derraman peligrosamente por las paredes metálicas, lo que pone en serio riesgo la obra”, dijo María a la AFP.

Dos perros entrenados y un policía custodian los recipientes metálicos a la espera que una resolución judicial definitiva por un litigio sobre la propiedad del mural, que se atribuye una firma uruguaya, permita que la obra pueda ser “debidamente restaurada para su exhibición”.

“No sólo el mural está mutilado, sino que hay un quinto trozo de la obra desmontada que no se sabe dónde está”, dijo Silvia María, una argentina que llegó a México por un mes para concluir su documental y lleva más de un año gestionando que las autoridades de ambos países se interesen en el rescate de Ejercicio Plástico .

Considerado uno de los murales más valiosos de su importante obra, Siqueiros pintó Ejercicio Plástico por razones económicas a pedido del director del desaparecido diario argentino Crítica, Natalio Botana, quien lo alojó en una casa de la localidad de don Torcuato (30 kilómetros al norte de Buenos Aires) a comienzos de los años 30.

Siqueiros realizó el mural en el sótano de la casa de Botana, ayudado por los argentinos Juan Carlos Castagnino y Antonio Berni y el uruguayo Enrique Lázaro, con un original montaje semicircular para intentar que el espectador se sintiera como atrapado o incluido.

A la finca Los Granados de Botana solían acudir figuras como Pablo Neruda, Adolfo Bioy Casares y Federico García Lorca, que a la par de departir sobre temas literarios y políticos, apreciaban el mural en ejecución o ya finalizado de Siqueiros.

Pero la casa fue derruida casi seis décadas más tarde y aunque se hizo el desmonte de la obra para evitar su destrucción, corre el riesgo de que no pueda ser salvada si permanece trabada la causa judicial, dice María.

Sin embargo, la posibilidad del rescate del mural comenzó a interesar a legisladores mexicanos, que están impulsando un acuerdo para exhortar a los ministerios de Asuntos Exteriores y de Educación a realizar gestiones ante el Gobierno de Argentina.

En Argentina, el gobierno de Néstor Kirchner declaró en 2003 al mural como “bien de interés histórico artístico nacional”, pero las autoridades nada pueden hacer para evitar su deterioro hasta que la justicia emita el fallo definitivo.

también te puede interesar