Cultura

De Niro rompe su habitual silencio

Nueva york – Cuando Robert De Niro desea hablar ampliamente sobre un tema los oídos de sus escuchas suelen estar más atentos que de costumbre, pues pocas veces lo hace

Redacción Central |

Nueva york – Cuando Robert De Niro desea hablar ampliamente sobre un tema los oídos de sus escuchas suelen estar más atentos que de costumbre, pues pocas veces lo hace

El famoso actor está promoviendo su segunda cinta como director, “The Good Shepherd”, la cual narra la historia de la CIA en sus inicios y de un agente cuya vida fue llevada a la pantalla con ciertas adaptaciones (interpretado por Matt Damon).

De Niro también está dispuesto a explicar por qué han pasado 13 años desde que dirigió otra película, cuáles han sido las personas que han influido en su manera de dirigir, la diferencia entre dirigir y actuar, los papeles que ha elegido recientemente, e incluso _aunque a regañadientes_ qué hace en su tiempo libre, y por qué no le gusta hablar sobre su vida personal.

De Niro dice que desde hace tiempo quería hacer una película sobre la CIA, aunque su interpretación de un ex espía en las comedias que hizo con Ben Stiller realmente no sació ese deseo.

“Siempre he estado interesado en la Guerra Fría y el espionaje”, dice el actor de 63 años, ganador de dos premios Oscar. “Es una parte fascinante de nuestra historia”.

Entonces llegó el guión de “The Good Shepherd” (El buen pastor) elaborado por Eric Roth (cuyos guiones incluyen “Forrest Gump”, cinta ganadora del Oscar, así como “Munich” _nominada para un premio de la Academia_ y “The Insider”), aunque abarcaba un período anterior de la CIA (1939-61) al que De Niro quería trabajar en un principio.

Sin contar la pertinencia geopolítica que la película pueda tener tomando el cuenta el debate sobre el tratamiento que se da a los sospechosos en la guerra contra el terrorismo, buena parte de su enfoque está centrado en daños provocados por relaciones interpersonales.

En la película, el agente Edward Wilson presta poca atención a su esposa (interpretada por Angelina Jolie) y a su hijo al dedicarse apasionadamente a su carrera como espía, lo cual da como resultado una mujer entristecida y un chico excesivamente ansioso de agradar a su padre.

“Me gusta cuando uno capta el lado personal. Me interesaron las consecuencias a nivel personal, y fue lo que me gustó del guión cuando lo leí por primera vez”, indicó De Niro.

En su investigación para realizar la película viajó a Afganistán, Moscú y otras partes, y pasó mucho tiempo con el consultor Milt Bearden, que trabajó 30 años en la CIA.

también te puede interesar