Cultura

La policía concluye que la muerte de Diana fue un “accidente trágico”

Londres – La muerte de la princesa Diana no se debió a un complot, sino que fue un “accidente trágico”, concluyó este jueves la comisión oficial de investigación británica, tras tres años de investigaciones en los que se estudiaron 20.000 documentos y se interrogaron a unos 400 testigos

Redacción Central |

Londres – La muerte de la princesa Diana no se debió a un complot, sino que fue un “accidente trágico”, concluyó este jueves la comisión oficial de investigación británica, tras tres años de investigaciones en los que se estudiaron 20.000 documentos y se interrogaron a unos 400 testigos

Las teorías de que la muerte de la princesa Diana fue un asesinato son “infundadas”, determinó el informe, que aspira a echar por tierra todas las teorías de tramas y conspiraciones que abundan desde hace nueve años.

La investigación, dirigida por Lord Johns Stevens, ex jefe de Scotland Yard, determinó también que la princesa Diana “no estaba embarazada” en el momento de su muerte y que “no estaba comprometida” con su novio, Dodi Al Fayed.

Diana murió junto con su novio, Dodi Al Fayed, de 42 años, y su chófer cuando el automóvil en que viajaban se estrelló contra una columna en el túnel Pont d Alma en París, en la madrugada del 31 de agosto de 1997.

Al igual que una investigación francesa, cuyos resultados fueron publicados en 1999, el informe británico de 850 páginas culpó al chófer del coche, Henri Paul, por conducir borracho y a toda velocidad.

El accidente de tráfico en el que murió la princesa se produjo cuando el chófer perdió el control del automóvil Mercedes “al conducir demasiado rápido para escapar de los paparazzi que los perseguían y bajo los efectos del alcohol y de tranquilizantes”, resumió el informe de la comisión.

Los hijos de Diana y Carlos, los príncipes Guillermo y Enrique, vieron el miércoles una copia del informe de Stevens y estaban “desconsolados y disgustados” por la manera en que los paparazzi persiguieron el coche en que viajaba la princesa e incluso la retrataron cuando yacía muerta.

Pese a que el informe aspira a poner fin a las teorías conspirativas sobre la muerte de la pareja, el padre de Dodi, Mohammed Al Fayed, propietario del lujoso almacén londinense Harrod s, rechazó este jueves las conclusiones del informe.

Al Fayed reafirmó en una conferencia de prensa que la pareja fue víctima de una conspiración urdida por el espionaje británico y la familia real británica. Según el millonario egipcio, su hijo y Lady Di fueron asesinados por los servicios de inteligencia británicos porque ella estaba embarazada y se quería evitar que la madre del futuro rey de Inglaterra tuviera un hijo con un musulmán.

Sin embargo, la investigación concluyó que la popular princesa no estaba embarazada y tampoco planeaba casarse en breve con Dodi. Dodi había comprado un anillo de compromiso y quizá le iba a pedir a Lady Di que se casara con ella aquella noche, pero si así era, la princesa no lo sabía, según la pesquisa británica.

Al Fayed calificó de “vergonzosas” las conclusiones del informe y reiteró que el ex jefe de Scotland Yard había sido “chantajeado” por los responsables de los servicios de inteligencia británicos.

Pero el informe de la comisión apunta a una serie de indicios que señalan que el accidente fue fortuito. “Si la princesa Diana hubiese usado cinturón, quizá se hubiera salvado”, afirmó el ex jefe policial, insistiendo que Paul iba “al doble de la velocidad” permitida por la ley cuando se estrelló en el puente.

El ex comisario de Scotland Yard agregó que los planes de la pareja, que salió del hotel Ritz y se dirigía al apartamento de Dodi, eran improvisados, lo que significa que nadie pudo urdir un plan para asesinarlos esa noche.

Tras la divulgación de los resultados de la investigación policial, se abrirá el año próximo una investigación judicial dirigida por la jueza Elizabeth Butler-Sloss, que anunció que las audiencias preliminares, previstas para principios de enero, serán públicas.

también te puede interesar