Cultura

El español Fernando Marías considera que el mundo no llegará al siglo XXII

Lima – El escritor español Fernando Marías considera que “el mundo no llegará al principio del siglo XXII” y que, a pesar de que la civilización “tal y como la conocemos” perecerá, el planeta “seguirá ahí, como una piedra que gira con hormigas que se reproducen una y otra vez

Fernando Marías
El escritor español Fernando Marías declaró en una entrevista hoy en Lima que "el mundo no llegará al principio del siglo XXII". | EFE

Redacción Central |

Lima – El escritor español Fernando Marías considera que “el mundo no llegará al principio del siglo XXII” y que, a pesar de que la civilización “tal y como la conocemos” perecerá, el planeta “seguirá ahí, como una piedra que gira con hormigas que se reproducen una y otra vez

Marías, que visita Perú para dictar conferencias sobre cine y literatura en el Centro Cultural de España en Lima y en Cuzco, aclaró a Efe que este eventual fin de la civilización no le “deprime especialmente”.

“Cuando tenga que ocurrir, ocurrirá”, enfatizó para luego decir que “el mundo seguirá girando y habrá las condiciones climatológicas para que una pareja procree” y la humanidad vuelva a empezar.

Ironizó, al respecto, que se considera “un optimista sobre el futuro del hombre”.

El escritor vasco, de 48 años, explicó que en sus libros busca “destapar las mentiras detrás de la historia oficial y mostrar al ser humano en situaciones límite, su capacidad de hacer el bien o el mal”.

“No soy capaz de escribir una novela contando la vida cotidiana de cada persona, no me apetece en los mas mínimo, y en cambio me divierte escribir de personajes extremos y desgarrados”, confesó.

Sobre el libro “Invasor”, que obtuvo el II premio Dulce Chacón de narrativa, Marías dijo que “es una novela política escrita en clave de terror, una apuesta muy arriesgada” producto de su “indignación” ante el apoyo del ex jefe de gobierno español José María Aznar a la guerra contra Irak.

“El conflicto en Irak es una monstruosidad de nuestro tiempo y la culpabilidad moral de este crimen de guerra y moral recae en el triunvirato de George Bush, Tony Blair y José María Aznar, quienes nos mintieron sobre la existencia de armas de destrucción masiva”, comentó.

Marías sostuvo que la “situación ideal” sería plantear “un diálogo entre Oriente y Occidente que, por desgracia, no se realizará y seguirán como una maldición para el ser humano los choques brutales entre las civilizaciones”.

Calificó, en ese sentido, como “un choque sanguinario y violento de civilizaciones” el de los conquistadores españoles con los pobladores del continente americano, del cual surgió, sin embargo, “un mundo fascinante con una riqueza infinita de conocimientos y experiencias”.

Opinó que la vigencia de la lengua española es producto del encuentro entre ambos mundos, ya que considera que “está viva en los millones de hispanohablantes”.

El también autor de “La luz prodigiosa”, novela en la que se desarrolla la posibilidad de que Federico García Lorca sobreviviera a su fusilamiento, comentó que vivió una experiencia “insólita” cuando el director de cine español Miguel Hermoso lo busco para que escriba “una versión libre” de este libro.

“Para escribir el guión, tuve que destruir mi propia novela y volver a construir otra donde puse cosas nuevas y deseche otras, un ejercicio de esquizofrenia muy saludable”, indicó entre risas.

El también ganador, entre otros premios, del Nadal 2001 y el Ateneo de Sevilla 2005, comentó que “la intuición y la audacia” son fundamentales a la hora de escribir.

“Siento la audacia de alguien que se lanza a explorar un territorio desconocido y me parece bien que lo que escribo choque con las reglas establecidas”, agregó al tiempo de confesar que es seguidor de la literatura anglosajona de aventuras y de terror.

Entre sus planes, Marías señaló que piensa hacer una película con su compatriota Paco Plaza -con el que realizó “El segundo nombre”-, y escribir dos novelas para adultos y una juvenil.

También dijo que intentará “trabajar lo menos posible”, aunque consideró que esa posibilidad es complicada porque tendría que renunciar a todos sus proyectos de escribir y dedicarse “a ser un perezoso”, lo que, según enfatizó, le “encanta”.

también te puede interesar