Cultura

Se cumplen veinte años de la muerte de Cary Grant, el eterno seductor

Los Angeles – El actor británico Cary Grant es recordado veinte años después de su muerte como el eterno seductor y el rey de la alta comedia norteamericana

Cary Grant
El actor británico Cary Grant es recordado veinte años después de su muerte como el eterno seductor y el rey de la alta comedia norteamericana. | EFE. Archivo

Redacción Central |

Los Angeles – El actor británico Cary Grant es recordado veinte años después de su muerte como el eterno seductor y el rey de la alta comedia norteamericana

Grant falleció el 29 de noviembre de 1986 en Davenport (Iowa), con 82 años, y su muerte, como ocurre con los grandes del firmamento fílmico, no ha hecho más que aumentar su fama de gran actor.

Fue uno de los actores más elegantes y el galán por excelencia entre las estrellas de Hollywood, que acompañó en la pantalla a actrices como Grace Kelly, Eva Marie Saint, Katharine Hepburn y Audrey Hepburn, entre otras.

Nació en un hogar de clase media baja el 18 de enero de 1904 en Bristol (Inglaterra) con el nombre de Archibal Alexander y sus primeros pinitos escénicos los hizo en un teatro de variedades en 1917.

Contrajo matrimonio en cinco ocasiones y durante su vida hubo rumores sobre su posible bisexualidad.

Su estilo y elegancia es imitado por los jóvenes actores, aunque la crítica moderna en referencia a esos nuevos galanes “con aspiraciones a Grant”, tipo George Clooney, señala que “son buenos pero aún les falta”.

El vigésimo aniversario del fallecimiento de Grant proporciona ocasiones para la añoranza, la comparación o simplemente para el disfrute de sus películas.

Los estudios Universal han puesto a la venta en DVD un estuche que bajo el título de “Screen Legend Collection” agrupa cinco títulos de la carrera del actor.

Son trabajos menores en una filmografía a la que Grant echó el freno en 1966, a los 62 años, cansado de la industria del cine.

Entre los nuevos títulos en DVD están “Thirty Day Princess” (1934), “Kiss and Make Up” (1934), “Wings in the Dark” (1935), “Big Brown Eyes” (1936) y “Wedding Present” (1936).

Más importante en su carrera aunque igual de olvidada en el campo del DVD es el filme “Holiday”, que ahora sale a la venta en su honor.

Se trata de una de sus múltiples comedias junto a Katharine Hepburn y bajo la dirección de George Cuckor que avivará el sentimiento de que ya no hay galanes como los de antes.

En este aniversario la única hija del actor ha anunciado que prepara unas memorias que se presentan como novedad para los que creen que ya lo tienen todo del único actor al que Alfred Hitchcock admiraba, desde sus trepidantes “North by Northwest” a “To Catch a Thief”, a su canto del cisne con “Charade” o sus comedias desde “Philadelphia Story”, “Bring up Baby” o “Arsenic and Old Lace”.

Con el título de “Good Stuff”, Jennifer Grant, fruto de la relación del actor con su cuarta esposa, Dyan Cannon, revelará aspectos inéditos de su padre.

Nacida en 1966, el mismo año que Grant anunció su jubilación anticipada, la única descendiente del intérprete quiere aprovechar el libro para hablar no sólo del actor sino del padre y ofrecer una visión sobre su vida en familia.

Para ello, el libro incluirá cartas, fotografías y hasta grabaciones hechas por Grant en las dos últimas décadas de su vida fuera de las pantallas.

Como muchos otros grandes del cine, Grant se fue a la tumba sin haber conseguido un Oscar por sus trabajos hoy tan admirados.

Al menos la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas le otorgó en 1970, una vez retirado, el Oscar de honor a toda su carrera.

Este reconocimiento resumió el sentimiento expresado por un periodista que dijo al actor: “todos quieren ser como Cary Grant”.

“Lo mismo me pasa a mí”, respondió este mito de la pantalla, que más allá de inventar una estrella o una leyenda creó una forma de comportarse ante las cámaras, ese toque de alta comedia y elegancia que se conoce como el “estilo Cary Grant”.

también te puede interesar