Cultura

El mago David Blaine comienza a girar sobre Times Square

Nueva York – El mago estadounidense David Blaine fue atado el martes dentro de un giróscopo gigante y elevado por una grúa sobre las calles de Nueva York en el inicio de su última proeza: un desafío de dos días dando vueltas en el aire para recaudar fondos para caridad

David Blaine
El mago estadounidense David Blaine justo antes de empezar a girar colgado de una grúa en un giróscopo sobre la neoyorquina Times Square. | AFP

Redacción Central |

Nueva York – El mago estadounidense David Blaine fue atado el martes dentro de un giróscopo gigante y elevado por una grúa sobre las calles de Nueva York en el inicio de su última proeza: un desafío de dos días dando vueltas en el aire para recaudar fondos para caridad

Este protagonista de espectáculos insólitos, de 33 años, fue encerrado en medio de tres anillos metálicos concéntricos, que permiten al giróscopo inclinarse en cualquier dirección, antes de ser elevado a 15 metros de altura.

El giróspoco dará ocho vueltas por minuto durante dos días, hasta el Día de Acción de Gracias, cuando Blaine intentará escapar.

Una de las principales preocupaciones del mago es el frío, dado que durante el día la temperatura ronda los cinco grados Celsius y de noche el aire se vuelve gélido. “Hay una pequeña preocupación de hipotermia pero no debería ocurrir”, indicó, poco antes de ser atado dentro del giróscopo.

El aparato deja a Blaine totalmente expuesto, ya que usa solo una chaqueta ligera, pantalones y una bufanda, mientras pende cerca de Times Square.

“Para la hora 48 esto será realmente interesante”, dijo Blaine mientras el aparato comenzó a girar. “Lo probamos durante casi una hora y fue un desastre”, añadió.

Para evitar las llamadas de la naturaleza, el mago ayunó durante varios días antes de la prueba. El ilusionista indicó que una de sus principales preocupaciones, además de no comer ni beber, eran los mareos.

A inicios de este año, Blaine pasó una semana en una esfera llena de agua en Nueva York en un desafío que debía culminar con él conteniendo la respiración durante un récord de nueve minutos. Pero fue sacado del globo tras siete minutos, cuando parecía luchar mientras se sacaba las cadenas en torno a sus manos y pies.

Entre otras pruebas, Blaine pasó 44 días sin comer, suspendido de una caja de vidrio sobre el río Támesis de Londres en 2003.

también te puede interesar