Cultura

Alemania se enfrenta a la restitución de obras robadas por nazis

Berlín – Alemania organiza el lunes en la Cancillería un encuentro de responsables políticos, directores de museo y expertos artísticos para abordar el delicado problema de las restituciones de obras de arte aprehendidas por el régimen nazi, en un momento en que crecen las reclamaciones de herederos de judíos

Museo Staedelsches Kunstinstitut
Visitantes del museo Staedelsches Kunstinstitut pasan junto a la obra del pintor expresionista alemán "Berliner Strassenszene" el 8 de diciembre de 2004. | AFP

Redacción Central |

Berlín – Alemania organiza el lunes en la Cancillería un encuentro de responsables políticos, directores de museo y expertos artísticos para abordar el delicado problema de las restituciones de obras de arte aprehendidas por el régimen nazi, en un momento en que crecen las reclamaciones de herederos de judíos

Oficialmente, el ministerio de Cultura afirma que se trata de una reunión de profesionales del arte auspiciada por el titular de esta cartera, el conservador Bernd Neumann, para intercambiar experiencias sobre la cuestión de las restituciones.

Pero para muchos se trata más bien de una reunión de crisis, en un momento en que los museos alemanes se enfrentan a la amenaza de perder una parte de sus tesoros artísticos, que son reclamados por descendientes de coleccionistas judíos expoliados entre 1933 y 1945.

El último ejemplo es una de las obras más importantes del expresionista alemán Ernst Ludwig Kirchner, Berliner Strassenszene ( Escena de una calle de Berlín ).

Esta obra, que data de 1913, era hasta agosto pasado la estrella del pequeño museo Die Brücke, dedicado al grupo El Puente, precursor del expresionismo y situado a las afueras de Berlín, en el bosque de Grunewald. El museo exponía desde 1980 esta obra, que representa a dos prostitutas y a su proxeneta en medio de la muchedumbre.

Pero tras dos años de negociaciones y a pedido de las autoridades de Berlín, el museo tuvo que entregarlo a la nieta de su anterior propietario, el fabricante de zapatos y coleccionista judío de Erfurt (este) Alfred Hess, fallecido en 1932.

Según el diario británico The Guardian, esta nieta es probablemente la dirigente del partido comunista británico Anita Halpin, que decidió subastarlo.

Días después de la restitución del cuadro, el 7 de agosto, la casa Christie s de Nueva York anunció su venta en una subasta. El cuadro fue adjudicado el 8 de noviembre por más de 38 millones de dólares y se prevé que vaya a parar al museo neoyorquino Neue Galerie, fundado por el coleccionista estadounidense Ron Lauder, descendiente de Estée Lauder, fundadora de la conocida marca de cosméticos.

Según varios expertos, el cuadro de Kirchner sería una de las 50 telas expuestas en los museos alemanes y reclamadas por descendientes de judíos expoliados por los nazis.

El semanario alemán Der Spiegel afirma que actualmente son objeto de reclamación varias obras de Franz Marc, August Macke y Lyonel Feininger expuestas en Stuttgart (suroeste), Hannover (norte) y Ludwigshafen (oeste).

El encuentro del lunes permitirá crear una estrategia para intentar conciliar el patrimonio cultural con las restituciones.

En los medios culturales se afirma que las restituciones a veces tienen más que ver con el mundo de los negocios que con la moral.

“Todo el mundo sabe que gran parte de las demandas de restitución no las presentan los herederos, sino las grandes casas de subastas”, que ven en ellas jugosas perspectivas de ingresos, denuncia Ludwig von Pufendorf, presidente de la Fundación del museo Die Brücke.

Para el presidente de la federación de museos alemanes, Michael Eissenhauer, interrogado por el diario Tagesspiegel, el mercado de las restituciones se convirtió en “un gran negocio”. “Realmente vale la pena ver qué cuadros pueden traer aires nuevos al mercado del arte”, añade irónicamente comentando los precios exorbitantes que alcanzan algunas obras subastadas.

Algunos expertos subrayan además que las restituciones a herederos de coleccionistas incrementan la notoriedad de las obras y las encarecen.

también te puede interesar