Cultura

Naomi Campbell de vuelta en tribunales

Nueva YorkNaomi Campbell regresó a la corte el miércoles, cuando su abogado y un fiscal de Manhattan intentaron si éxito llegar a un acuerdo en un caso en el que la supermodelo le habría arrojado un teléfono celular a una empleada chilena por un par de jeans que no encontraba

Naomi Campbell
La modelo britnica Naomi Campbell, que habla con los periodistas en esta foto de archivo de mayo del 2006. | AP

Redacción Central |

Nueva YorkNaomi Campbell regresó a la corte el miércoles, cuando su abogado y un fiscal de Manhattan intentaron si éxito llegar a un acuerdo en un caso en el que la supermodelo le habría arrojado un teléfono celular a una empleada chilena por un par de jeans que no encontraba

«Aún estamos en el proceso de llegar a un posible acuerdo extrajudicial», dijo la fiscal de distrito adjunta Shanda Strain en una breve audiencia en la que Campbell permaneció muda. La modelo británica debe comparecer nuevamente el 16 de enero.

Campbell, de 35 años, fue acusada de golpear a Ana Scolavino en la cabeza con un teléfono celular en el apartamento de la modelo en Manhattan. Scolavino recibió tratamiento médico tras el incidente.

El abogado de Campbell, David Breitbart, dijo que estaba considerando una oferta de reducción de pena de la oficina del fiscal de distrito de Manhattan, pero se negó a proporcionar detalles.

Campbell, quien no intercambió palabra alguna con la prensa, lució un traje gris con chaqueta negra, y zapatos de tacón negros.

Breitbart le dijo a los reporteros que Campbell esperaba llegar a un acuerdo según el cual sólo tendría que prestar servicio comunitario. De ser hallada culpable de agresión, la supermodelo podría enfrentar hasta siete años de cárcel y la deportación.

El abogado defensor agregó que no desea ver a Campbell en una situación como la del icono musical de los años 80 Boy George, quien a principios de año fue perseguido por los medios de comunicación cuando hizo trabajo comunitario en el Departamento de Servicios Sanitarios. El cantante se declaró culpable en marzo de reportar un robo falso en su apartamento de Manhattan.

El martes, Campbell fue demandada por otra ex empleada según la cual la modelo la agredió brutalmente y la llamó «rumana boba». La querella de Gaby Gibson califica a Campbell como una mujer «violenta superintolerante».

Gibson argumenta que Campbell la insultó y amenazó con acusarla de robo al no encontrar unos jeans diseñados por Stella McCartney.

«Estoy tan frustrado de que un abogado haya usado términos como esos», dijo Breitbart sobre el adjetivo de «intolerante». «Pensé que en la escuela de leyes nos enseñaron a no estar apodando a la gente».

La demanda de Gibson dice que «Campbell la pateó o le dio un puñetazo en la cabeza por detrás … y le gritó comentarios discriminatorios» mientras la mujer buscaba en el armario los pantalones de la modelo.

Gibson trabajó para Campbell entre noviembre del 2005 y enero del 2006.

también te puede interesar