Cultura

El FBI investiga la desaparición del “Goya” robado de camino a Nueva York

Nueva York – El FBI se ha movilizado para recuperar el valioso cuadro del pintor español Francisco de Goya “Niños del carretón”, que fue robado cuando era trasladado del Museo de Arte de Toledo (Ohio, EEUU) al Guggenheim de Nueva York

Niños del carretón
Un conocido óleo de Francisco Goya, 'Niños en el carretón' (1778), fue robado mientras era trasladado desde el Museo de Arte de Toledo (Ohio, EEUU) al Guggenheim de Nueva York, informaron ambas instituciones. | AP

Redacción Central |

Nueva York – El FBI se ha movilizado para recuperar el valioso cuadro del pintor español Francisco de Goya “Niños del carretón”, que fue robado cuando era trasladado del Museo de Arte de Toledo (Ohio, EEUU) al Guggenheim de Nueva York

La falta de avances en la investigación por la desaparición, que se produjo la semana pasada pero no se conoció hasta el lunes, ha llevado a las autoridades federales a pedir la colaboración ciudadana con una recompensa de 50.000 dólares por pistas certeras sobre la obra, asegurada en un millón de dólares.

Si bien no se han dado detalles del robo, se sabe que el incidente se produjo en la ciudad de Scranton (Pensilvania), Estado que se encuentra entre Ohio y Nueva York, durante el traslado que realizaba una empresa especializada en el manejo de obras de arte.

Se da la circunstancia de que en el Museo Everhrt de esa misma localidad se produjo hace casi un año, el 18 de noviembre pasado, un sofisticado robo de pinturas de Andy Warhol y Jackson Pollock.

EFE trató de ponerse en contacto con los museos de Ohio y Nueva York para conocer detalles del suceso pero ninguna de las dos instituciones devolvieron las llamadas efectuadas con ese objetivo.

Ambos museos alegaron en un comunicado divulgado el lunes que no iban a facilitar más información para comprometer la “integridad” de la investigación del FBI.

“Niños del Carretón”, que pertenece al Museo de Toledo desde 1959, se dirigía al Guggenheim para una exposición sobre pintura española que inaugurarán el próximo jueves los Duques de Lugo.

La muestra, que permanecerá abierta hasta el 28 de marzo, está organizada por la Sociedad Estatal para la Acción Cultural Exterior (SEACEX) y la Fundación Solomon R. Guggenheim.

La ministra de Cultura, Carmen Calvo, lamentó hoy el robo del cuadro, aunque aclaró que no le compete hablar de una obra que “pertenece a una institución norteamericana y que se ha robado en Norteamérica”.

En la misma línea, un portavoz de Seacex dijo a EFE en Nueva York que el Museo de Toledo no hniñosa informado a la administración española de las gestiones sobre el suceso, ni las autoridades federales le han hecho partícipe de los avances en las investigaciones.

“Niños del carretón” estuvo en el Museo del Prado en el año 1996 en la exposición antológica de Goya que conmemoró el 250 aniversario del nacimiento del pintor, una retrospectiva que reunió 170 piezas.

Ahora estaba previsto que viajara a Nueva York para participar en la ambiciosa exhibición del Guggenheim, “Pintura Española del Greco a Picasso: El Tiempo, la Verdad y la Historia”, una exhibición que, según SEACEX, seguirá según lo previsto, pese al robo.

La exhibición incluye 136 obras de los mejores maestros españoles de los siglos XVI al XX, que proceden de más de 70 grandes colecciones institucionales y privadas de todo el mundo.

El objeto de esta amplia exposición es ofrecer una gran panorámica del arte español, en lo que supone una rara oportunidad de contemplar fuera de España este volumen de obras de arte, organizadas de manera temática, y no cronológicamente, como se hace habitualmente.

El lienzo “Niños del Carretón” fue pintado por el artista en 1778 y su destino era adornar la sobrepuerta del dormitorio de los príncipes de Asturias en el palacio de El Pardo, cercano a Madrid.

En el momento de su presentación, en enero de 1779, se valoró este óleo sobre lienzo en mil reales de vellón, según la revista especializada Arte Historia.

El cuadro, como ocurre con “La Acerolera” o “El ciego de la guitarra”, de la misma serie, muestra una escena infantil con aire festivo, en la que se observa a dos niños que tocan instrumentos musicales y que rodean a otros dos subidos en un carretón.

“Niños del carretón” es uno de los cuadros de pintores españoles que el Museo de Toledo había cedido a otras instituciones.

Entre esas obras también figura una pintura de Pablo Picasso que se encuentra prestada a un museo de Dresde, en Alemania, y otra de Joan Miró que se exhibe en Cleveland (Ohio).

también te puede interesar