Cultura

Grammy al vallenato tiene sabor agridulce

Bogota – El primer Latin Grammy en la categoría de vallenato está aderezado con el amor y el desamor en el que se inspiran sus canciones, pues los ganadores de la primera estatuilla concedida en esa categoría, Los Hermanos Zuleta, anunciaron una disputa laboral irreconciliable

Redacción Central |

Bogota – El primer Latin Grammy en la categoría de vallenato está aderezado con el amor y el desamor en el que se inspiran sus canciones, pues los ganadores de la primera estatuilla concedida en esa categoría, Los Hermanos Zuleta, anunciaron una disputa laboral irreconciliable

«Son diferencias muy minúsculas… bobadas, siempre tonterías. De pronto por ser dos hermanos muy orgullosos pero al poco tiempo vienen los arreglos, abrazos y besitos», dijo Emiliano, parte del binomio de hermanos, al retornar a Colombia tras ganar el galardón.

El conflicto, del que no dio detalles, se desató desde hace un tiempo y a pesar de que ha sido un episodio repetitivo en sus carreras y siempre termina con reconciliaciones, Emiliano anuncio que esta vez será definitivo.

«Nos hemos querido mucho y nos seguiremos queriendo, pero esta cadena de conflictos es como una burla al pueblo», expresó el responsable de marcar el ritmo del dúo con su acordeón.

Por eso, en la rueda de prensa en la que relató su emoción al ganar tan importante distinción y adelantó sus nuevos planes, el músico presentó a su primo Toba Zuleta como el nuevo vocalista que lo acompañará.

El acordeonista relató con jocosidad la forma en la que terminó recibiendo ‘de carambola’ y en solitario la estatuilla en la ceremonia, pues apenas llegaba al Madison Square Garden y buscaba el asiento que le habían asignado cuando escuchó que los nombraban como ganadores del Latin Grammy.

«Cuando mi hermano entró, se sentó a mi lado y no le dije nada. Terminó la ceremonia y cerraron el telón sin que Poncho (Alfonso) tuviera noticia que ya nos habían premiado… cuando se dio cuenta se puso furioso», relató en tono jocoso.

De la premiación, reveló que sufrió ‘palpitaciones y las piernas flojas’ y calificó el momento de «sublime, indescriptible, maravilloso. Uno no se imagina nunca que podría llegar a los extremos de recibir ese premio».

Con el álbum ‘100 días de bohemia’, los hermanos Zuleta sumaron 30 años de carrera.

Aunque físicamente el gramófono –la estatuilla entregada por la Academia– no llega aún a sus manos, Emiliano informó que al recibirla la instalará en una urna para donarla a la Casa de la Cultura de Valledupar, la capital del pegajoso ritmo vallenato, donde será exhibida.

Félix Colindres, quien dice ser el gestor que logró incluir el vallenato como categoría en el Grammy Latino, expresó que el género ‘tiene un futuro promisorio’.

Zuleta recordó cómo el ritmo ganó con la internacionalización de la Gota Fría, una canción popularizada por Carlos Vives que luego interpretaron cantantes de la talla de Plácido Domingo, Julio Iglesias y Paloma San Basilio.

«Con este Grammy la juventud se va a esforzar más porque esto es un compromiso y un estímulo para que sigan adelante y toquen», concluyó.

también te puede interesar