Cultura

Descubren en Perú ciudadela de cerca de 5.000 años de antigüedad

LIMA – Arqueólogos peruanos y japoneses descubrieron restos de una ciudadela con una antigüedad de casi 5.000 años, que surgió en la desértica costa central y está asociada a los inicios de la civilización en Perú

Arqueólogo peruano Walter Tosso
Arqueólogo peruano Walter Tosso durante conferencia de prensa en Lima el 8 de noviembre de 2006. Una investigación arqueológica descubrió los restos de una ciudad conocida como 'Las Shicras' de más de cinco mil años de antigüedad. | AFP

Redacción Central |

LIMA – Arqueólogos peruanos y japoneses descubrieron restos de una ciudadela con una antigüedad de casi 5.000 años, que surgió en la desértica costa central y está asociada a los inicios de la civilización en Perú

La ciudadela, denominada «Las Shicras», ha sido definida como un centro ceremonial del período pre-cerámico tardío y hasta ahora se ha encontrado lo que parece ser el edificio principal, según dijo el arqueólogo Walter Tosso, de la Fundación Museo Amano, a cargo de la investigación.

Actualmente, de acuerdo al avance de las excavaciones, sólo se pueden observar enterrados en la arena los contornos de las estructuras principales del edificio, formado por dos montículos continuos en una extensión de una hectárea. Sin embargo, Tosso estimó que el área de este sitio arqueológico es mucho mayor.

Este hallazgo se encuentra ubicado 120 km al norte de Lima, en una planicie en el valle de Chancay.

Los primeros resultados de los fechados de carbono 14 revelan que «Las Shicras»se remonta a 4.500 o 4.850 años atrás, siendo contemporánea con Caral, en el cercano valle de Supe, precisó Tosso.

Caral tiene una antigüedad de 5.000 años y es considerada el asentamiento más destacado de las primeras civilizaciones del mundo, tan antigua como las de Mesopotamia, Egipto, China e India, según han confirmado 42 fechados radiocarbónicos.

Las investigaciones futuras tratarán de determinar si el reciente hallazgo es más antiguo que Caral.

El nombre de «Las Shicras» corresponde a un vocablo quechua (el idioma de los antiguos peruanos) que identifica a una fibra vegetal que servía para hacer bolsas con las que se transportaban diversos materiales como piedras, explicó el investigador.

«Sin ninguna duda se trata de uno de los sitios ceremoniales más tempranos de la costa central y del área andina», observó Tosso.

La estructura monumental indica un importante y complejo nivel de organización colectiva hacia los inicios del proceso de integración de la sociedad andina, refirió.

«Las Shicras» fue descubierta casi accidentalmente por acción de grupos de huaqueros (depredadores del patrimonio arqueológico) que desde el año 2002 realizaban excavaciones clandestinas.

Estas excavaciones dejaron al descubierto un pequeño recinto principal con rasgos de arquitectura ceremonial, únicas en su género, donde se hacían evidentes sucesivas remodelaciones y renovaciones del edificio.

Eso expresa «el concepto de renovación de estructuras ceremoniales, siendo ésta una actividad ceremonial de gran importancia en el período pre cerámico tardío», ilustró Tosso.

Se pueden observar además diferentes fases constructivas superpuestas con diversos rellenos de material seleccionado, en que resaltan las bolsas de la fibra vegetal «shicra». Sin embargo, se detectó también destrucción producida por los huaqueros que buscaban tumbas.

La zona está desde 2004 bajo control de las autoridades culturales y se prepara una nueva temporada de excavaciones controladas, dirigida por Tosso y los arqueólogos japoneses Masami Fujisawa, Tesuya Inamura, Yoshio Onuke y Yasutake Kayo.

Las investigaciones podrían extenderse por una década pues se debe trabajar con sumo cuidado para no causar daños.

Los trabajos de la Fundación Museo Amano tienen como finalidad desentrañar los misterios de la cultura que floreció en el valle Chancay, que hasta la fecha permanece casi desconocida.

también te puede interesar