Cultura

Permiten venta de Picasso en caso de intimidación nazi

NUEVA YORK – Un juez dictaminó que una pintura de Picasso podrá ser subastada, pese a una demanda según la cual su antiguo dueño fue obligado a vendérsela a los nazis en la década de 1930 por descender de una familia judía

Retrato de Angel Fernández de Soto
Retrato de Angel Fernández de Soto de Pablo Picasso. |

Redacción Central |

NUEVA YORK – Un juez dictaminó que una pintura de Picasso podrá ser subastada, pese a una demanda según la cual su antiguo dueño fue obligado a vendérsela a los nazis en la década de 1930 por descender de una familia judía

El juez federal de distrito Jed S. Rakoff emitió la orden cuatro días después de que Julius H. Schoeps, un heredero del banquero alemán Paul von Mendelssohn-Bartholdy, presentó una querella en Manhattan con la que buscaba evitar la venta y que se le declarara el dueño legítimo de la pintura.

El lunes, el juez había bloqueado temporalmente la subasta del «Retrato de Angel Fernández de Soto», que se prevé podría rematarse el miércoles por entre 40 y 60 millones de dólares en la venta de Arte Impresionista y Moderno de la casa Christie s.

El cuadro de Fernández de Soto, quien compartió un estudio con Picasso, fue puesto en venta por la Fundación de Arte Sir Andrew Lloyd Webber, una organización benéfica con sede en Londres.

El catálogo de Christie s dice que en su óleo, firmado y fechado en 1903, Picasso capturó el inquietante rostro de fuertes rasgos de Fernández de Soto.

Christie s dijo que la venta serviría para financiar una variedad de propósitos caritativos de la fundación.

En un comunicado emitido el martes, la fundación rechazó la demanda calificándola como «totalmente falsa y sin fundamento legal o de facto». Señaló que la pintura fue adquirida en una subasta de Sotheby s en 1995 y exhibida en muchas ocasiones desde entonces, y que en los últimos 11 años jamás se había cuestionado su procedencia.

Según la querella, Mendelssohn-Bartholdy fue intimidado por los nazis viéndose obligado a escapar de su mansión y vender pinturas de gran valor en un deprimido mercado de arte.

Agrega que Mendelssohn-Bartholdy le entregó en consignación cinco Picassos, incluyendo el retrato de Fernández de Soto, al comerciante Justin K. Thannhauser en Berlín, en octubre de 1934.

En septiembre de 1936, Thannhauser le vendió la obra a M. Knoedler & Co. en Nueva York, donde la pintura permaneció por unos 50 años hasta que en 1995 fue adquirida por Weber en una subasta de la casa Sotheby s.

Mendelssohn-Bartholdy, familiar del compositor Félix Mendelssohn, murió en 1935. El padre del músico se convirtió al cristianismo.

también te puede interesar