Cultura

La Academia Latina de la Grabación reconoce la trayectoria de varios artistas

Nueva York – La Academia Latina de la Ciencia y Artes de la Grabación reconoció hoy la trayectoria de un grupo de artistas y miembros de la industria con el premio a la Excelencia Musical, en el evento que da inicio a la séptima entrega del Grammy en Nueva York. La ciudad, que por primera […]

León Gieco
El músico argentino León Gieco con un granmy en sus manos | EFE

Redacción Central |

Nueva York – La Academia Latina de la Ciencia y Artes de la Grabación reconoció hoy la trayectoria de un grupo de artistas y miembros de la industria con el premio a la Excelencia Musical, en el evento que da inicio a la séptima entrega del Grammy en Nueva York.

La ciudad, que por primera vez es sede del importante evento, ya está decorada con el símbolo de la Academia, un antiguo gramófono, que es el trofeo que entrega a quienes se les rinde homenaje y a los que ganan un Grammy.

Paloma San Basilio, Johnny Ventura, Graciela, León Gieco, Richie Ray y Bobby Cruz, Alberto Vázquez y César Camargo fueron reconocidos en un evento en el Rockefeller Center, al que asistieron personalidades de la industria, amigos y familiares de los artistas.

La Academia reconoció además con el premio del Consejo Directivo al compositor colombiano Rafael Escalona, uno de los más prolíficos autores de vallenato, cuyos temas han sido popularizados por Carlos Vives, quien además le interpretó en una novela.

Escalona, de 79 años, dedicó su premio a Colombia y a su presidente Alvaro Uribe «y a mi tierra guajira de donde nace el vallenato».

«Estoy seguro de que ustedes comparten mi opinión de que Colombia es pasión», dijo el laureado compositor antes de abandonar el escenario.

El Consejo Consultivo reconoció además con este premio al mexicano y veterano de la industria de la música, Alejandro Quintero, ex director del grupo Radiopólis, imperio radiofónico de Televisa, donde estuvo a cargo de cientos de estaciones, la casa discográfica Fonovisa y una editorial.

Bajo su administración, Fonovisa logró firmar a estrellas como Marco Antonio Solís, Enrique Iglesias y Thalía.

«Sería vanidoso de mi parte aceptar el trofeo sin dar el merecido crédito por el mérito a quienes me ayudaron o contribuyeron, personajes a quienes les debo un testimonio», señaló.

El Consejo Consultivo dedica este premio este a quienes durante su carrera han realizado importantes contribuciones, excepto en la interpretación.

En la Excelencia Musical, el primero en recibir el suyo fue el pianista, compositor y productor brasileño César Camargo Marino, cuya carrera floreció durante el «boom» del bossa nova y que ha trabajado junto a estrellas como Milton Nascimiento, Gilberto Gil, Gal Costa, Armando Manzanero y Chico Buarque.

Camargo, que ha compuesto para películas, obras de teatro y telenovelas, recordó que cuando supo del premio pasó revista a lo que ha sido su carrera por casi 50 años y pensó en todos aquellos que de alguna u otra forma la compartieron y les agradeció por ello.

Al cantautor argentino León Gieco, autor del éxito «Sólo le pido a Dios», que se ha grabado en varios idiomas, también se le reconoció su trayectoria.

Gieco fue sorprendido por la Academia al invitar al reconocido productor Gustavo Santaolalla, a quien le une una amistad de 35 años para que le entrega la estatuilla del megáfono.

Santaolalla fue el productor del primer disco de Gieco, que a su vez fue el primer álbum que produjo, de lo que luego se convirtió en un exitosa carrera para ambos.

Gieco aseguró a Efe que lo mejor de su carrera «ha sido vivir. Lo mejor que me ha pasado es haber tenido tantas experiencias, haber conocido el mundo, tener amigos por todos lados, no hay cosa más maravillosa que esa».

Mientras que el cantante y actor mexicano Alberto Vázquez afirmó que es «gratificante y motivante» el reconocimiento de la Academia, aunque haya llegado luego de 50 años de carrera.

En tanto, la cantante cubana Graciela, de 91 años, hermana del reconocido músico Machito, de cuya orquesta fue la voz principal, dedicó su premio a Cuba y Puerto Rico, su segundo hogar.

La salsa estuvo representada por el pianista Richie Ray y el cantante Bobby Cruz, uno de los duetos más importantes en este género durante 35 años en los que han grabado 103 discos.

La española Paloma San Basilio dedicó el reconocimiento de la Academia a América, «que es mi espacio natural, donde he podido desplegar mis alas, donde he recibido más apoyo, donde me han dado el oxígeno para seguir cantando».

El evento culminó con el dominicano Johnny Ventura, quien ha llevado el merengue a todo el mundo por medio siglo en los escenarios, de los cuales se despide este año con una gira que ya comenzó en su país.

«Este premio me hace sentir muy feliz, sobre todo, ya en el filo de mi carrera», que según el artista ha tenido altas y bajas, pero que le dado mucha satisfacción.

también te puede interesar