Ciencia y Tecnología

Un barco de 400 años

En Portugal un curioso hallazgo trajo a colación una catástrofe marina de hace cuatro siglos

barco
Restos de un barco mercante que naufragó hace 400 años |

Oliverio Celaya |

El tema de los barcos hundidos constituye siempre una noticia interesante que muchos siguen con detenimiento, y si tal pecio tiene centenares de años incrementa el atractivo del informe como es el caso que nos ocupa ahora.

Considerado el descubrimiento de la década, el valioso hallazgo en Portugal tiene en vilo a una serie de investigadores y aventureros que buscan más y más detalles al respecto.


El descubrimiento consiste en que los restos de un barco mercante que naufragó hace 400 años cerca de las costas de Portugal aparecieron ahora.

El navío llevaba dentro de su carcasa de madera especias, cerámicas chinas y otros elementos de un valor histórico incalculable, de acuerdo al grupo de arqueólogos que realizó el descubrimiento.

Los científicos que participaron en el proyecto de exploración señalaron que los restos de la embarcación, que se cree que se hundió entre 1575 y 1626 cuando regresaba de la India, están “en un buen estado de conservación”.


También indicaron que se encontraban a unos 12 metros de profundidad cerca de la población de Cascais, a 30 kilómetros de Lisboa, y que el barco habría tenido unas dimensiones de 100 metros de largo por 50 en su parte más ancha.

“Es el descubrimiento de la década y sin dudas el más importante de todos los tiempos en Portugal”, dijo el director del proyecto de exploración, Jorge Freire.

Uno de los valores de los restos descubiertos se debe a que la nave habría sido una de las embarcaciones que formaba parte del constante flujo de comercio entre India y Portugal en el siglo XVI.


Durante estos años el comercio de especias fue un importante motor comercial entre Oriente y Occidente al igual de la conocida Ruta de la Seda.

Las embarcaciones portuguesas solían utilizar una ruta que partía de Lisboa y pasaba por el Cabo de la Buena Esperanza, en el sur del continente africano. Este camino había sido descubierto por el navegante portugués Vasco da Gama en 1497.


Según los arqueólogos, entre los restos -que fueron encontrados a principios de septiembre de 2018- se hallaron trozos de porcelana china del siglo XVI y XVII pertenecientes al período Wanli de la dinastía Ming, cañones de artillería pesada y conchas que eran utilizadas para comprar esclavos.

El alcalde de la localidad de Cascais, Carlos Carreiras, le dijo al diario británico The Guardian que la nave fue hallada cuando se realizaba el dragado del río Tajo que atraviesa la zona más turística.


Ahora las piezas son examinadas por expertos de la oficina de patrimonio del gobierno portugués.

“Fue un hallazgo extraordinario que reforzará nuestra identidad colectiva y nuestros valores compartidos”, dijo Carreiras.

El hallazgo -del que desconoce su nombre real- ocurre 24 años después del descubrimiento de los restos de la nave Nossa Senhora dos Mártires (Nuestra Señora de los Mártires) que también utilizaba la ruta de las especias y que había naufragado en 1606 cuando se acercaba a Lisboa.
mem/rfc

 

también te puede interesar