Ciencia y Tecnología

El protagonista de la película Río queda extinto

La actividad humana una vez más hace de las suyas

guaca1
|

B. García |

Un nuevo estudio realizado por BirdLife International, publicado en la revista Biological Conservation, analizó 51 especies de aves que apenas han sido vistas para saber si están extintas o no.

Al menos ocho de ellas deberían agregarse a la lista de extinciones confirmadas: el ticotico de Alagoas, el ticotico críptico o el po’o-uli, por ejemplo, aparecen como totalmente extinguidos, sin remanentes individuales ni en libertad ni en cautividad.

El guacamayo de Spix, la preciosa ave que aparece en la película Río-sobre un macho en cautiverio que va a Brasil a aparearse con la última hembra salvaje conocida de su especie- ahora se cree que se ha extinguido en la naturaleza.

Por supuesto, la actividad humana es la principal causa de su extinción. “Los humanos somos los principales impulsores de todas las extinciones recientes”, afirma Stuart Butchart, científico jefe de la BirdLife Internacional y autor principal del documento.

“La tasa de extinciones es más alta que nunca, y seguirá aumentando si no nos esforzamos”.

En casos anteriores, en cuanto a extinción de aves en los últimos siglos, la gran mayoría de las víctimas vivían en pequeñas islas. Aunque la caza y tenerlas como mascotas a menudo desempeñaban un papel importante, con mucha frecuencia se debía a la extinción por una especie invasora.

Sin embargo, ahora tenemos tendencias diferentes: la mayoría de estas especies se han extinguido como resultado de la deforestación y las pérdidas de hábitat en Brasil y otros bosques sudamericanos.

Este proyecto, que duró más de ocho años de literatura científica e informes de avistamientos, recolectó hallazgos con la esperanza de que estos nuevos conocimientos se utilicen para informar y actualizar la Lista Roja de la UICN, una guía para el estado de conservación de los animales.

Mel/Bga

también te puede interesar