Ciencia y Tecnología

Fuerte tormenta magnética azotará la Tierra el 23 de julio

Científicos alertan que la atmósfera permanecerá en estado de perturbación el 15, el 20 y el 22 de este mes

foto
Fuerte tormenta magnética azotará la Tierra el 23 de julio |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Científicos del Laboratorio de Astronomía de Rayos X del Sol del Instituto Lébedev de la Academia de Ciencias de Rusia (FIAN) advierten que una tormenta magnética del primer nivel G1 en una escala de cinco puntos azotará la Tierra el 23 de julio.

En su más reciente pronóstico, afirman que la atmósfera permanecerá en estado de perturbación el 15, el 20 y el 22 de este mes.

Los expertos explican que las tormentas geomagnéticas de magnitud G1 pueden provocar fluctuaciones ligeras en los sistemas energéticos y afectar de modo insignificante sistemas de control de aparatos espaciales, así como causar auroras boreales en altitudes de más de 60 grados.

Partículas provenientes del Sol provocaron tormentas magnéticas similares en la Tierra el 28 de junio, el 6 y el 7 de mayo y el 20 de abril pasado.

El paso de la Tierra por corrientes del viento solar no tiene nada de extraordinario y suele suceder en períodos de actividad solar mínima, cuando el campo magnético del Sol se debilita sustancialmente y pierde la capacidad de retener el plasma cerca de la superficie del astro.

Como resultado, aumenta sustancialmente la velocidad y la densidad de las corrientes de partículas que se desprenden del Sol, formando el viento solar.

Con el objetivo de registrar este tipo de actividades, los científicos lanzan vehículos especiales a órbitas ubicadas a varios cientos de miles de kilómetros de la Tierra que reciben datos como máximo una hora antes de que la actividad alcance nuestro planeta.

Las tormentas magnéticas se producen cuando el plasma expulsado por el Sol ‘golpea’ la magnetosfera del planeta. Las partículas cargadas causan perturbaciones geomagnéticas, lo que puede provocar el mal funcionamiento de dispositivos electrónicos, interrupciones en la comunicación por radio y en las redes eléctricas.

La tormenta magnética más fuerte de este año se registró en la Tierra el 20 de abril. El fenómeno sorprendió a los astrofísicos rusos, pues tuvo lugar en medio de la calma geomagnética.

Las perturbaciones del campo magnético terrestre ocurrieron en un contexto de falta total de actividad solar y no fueron pronosticadas ni a largo plazo ni hace tres días, aunque este tipo de previsión tiene una exactitud de al menos el 80 por ciento, señalaron.

Según los expertos, esta tormenta “repentina” afectó a nuestro planeta debido a un rápido aumento de la velocidad del viento solar.

mem/ele

también te puede interesar