Ciencia y Tecnología

La historia del cine 3D

El primer sistema se patentó en 1890

Cine 3D
La historia del cine 3D |

B. García |

El cine 3D es la proyección de películas cinematográficas que pueden ser percibidas con sensación de profundidad gracias a la visión estereoscópica. Las técnicas empleadas suelen implicar que en el proceso de filmación se empleen dos cámaras simultáneamente para obtener imágenes con dos perspectivas diferentes.

Así mismo, durante la proyección, los espectadores suelen emplear algún filtro que separa (de distinto modo según la técnica) las imágenes superpuestas para que sean recibidas por cada ojo independientemente. La corteza visual interpreta las mismas añadiendo la sensación de profundidad, del mismo modo que normalmente recibe imágenes con distintos puntos de vista de cada ojo.

Contrario a lo que se cree, el cine 3D no es tan reciente. A continuación te traemos un recorrido a través de la historia de esta impresionante técnica.

El primer sistema de cine en 3D que se patentó fue en 1890 y lo realizó William Freese-Greene. El siguiente paso dado por Frederick Eugene Ives llegó 10 años después con su cámara de dos lentes. Más tarde llegaría la separación de la imagen basada en dos colores, en la que se introducía el concepto de las gafas con cristales de dos colores que todos asociamos a las tres dimensiones.

Habría que esperar hasta 1922, concretamente el 27 de septiembre, para ver la primera película en 3D en salas comerciales usando el sistema de dos proyectores. Su título fue “The Power of Love” (El poder del amor). Posteriormente se sucedieron grabaciones en las que se usaban cámaras estereoscópicas. Pero la primera proyección en 3D realmente fue la que se realizó el 10 de junio de 1915 en el Teatro Astor de New York y que se componía de tres cortos con escenas rurales de Estados Unidos, un documental sobre las cataratas del Niágara y una selección de escenas de “El Rey de la Estafa”.

El documentalista australiano Philippe Mora encontró en el Archivo Federal de Berlín, películas realizadas en 3D durante el nazismo, que formaban parte de las producciones propagandísticas ideadas por Joseph Goebbels. Mientras buscaba material para nutrir a su documental “How the Third Reich was Recorded” (Cómo se le recuerda al tercer Reich), el cual busca analizar el modo en que los nazis utilizaban las imágenes para manipular la realidad, Mora se encontró con dos mediometrajes de 30 minutos rodados en 35 mm y aparentemente filmados con un prisma en frente de dos lentes.

“Es en Alemania y no en Hollywood donde se creó el 3D”, aseguró Mora. “La calidad de los films es fantástica. Los nazis estaban obsesionados con filmar todo y cada imagen era controlada, todo era parte de cómo ganaban el control sobre el país y su gente”. Consideró que estas películas habrían sido realizadas por estudios independientes alemanes por orden del Ministerio de Propaganda de Goebbels.

En la actualidad, las películas en 3D son más caras de realizar pero representan un gran éxito. Si cuesta 150 millones de dólares hacer una película, entonces harían falta 15 millones más para hacerla en 3D. Es más caro hacer una película de imágenes digitales en 3D porque hay que proyectarla tres veces para conseguir la visión del ojo derecho, del izquierdo, y de los dos combinados.

Mel/Bga

también te puede interesar