Ciencia y Tecnología

¿Qué animal eres?

El pueblo chino tiene la costumbre de otorgar un signo zodiacal de animal al recién nacido, de acuerdo con la fecha del alumbramiento

Horóscopo-chino-(Portada)
Horóscopo Chino |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

El horóscopo occidental es el que la mayoría de todos nosotros conocemos, sin embargo también existen otros como el árabe, azteca, celta, egipcio, hindú, maya o el chino, que tienen sus raíces en creencias y culturas diferentes.

En el caso del calendario chino, está compuesto por ciclos de 12 años, cada uno de ellos representado por un animal. El pueblo de la nación asiática tiene la costumbre de otorgar un signo zodiacal de animal al recién nacido, de acuerdo con la fecha del alumbramiento.

¿Pero cuáles son las leyendas ancestrales que explican los 12 animales que se escogieron y las razones que justifican el orden correspondiente en cada uno de ellos?

En la antigua China, para enumerar los años se usaban los títulos de los emperadores y el sistema celeste ganzhi. En el año 2937 a.C. se elaboró el primer calendario lunar chino, según el cual cada signo consta de 60 años –tiempo del reinado del Emperador Amarillo-, distribuidos en cinco ciclos de doce años cada uno.

A partir de la dinastía Han del Este (25-220), los chinos comenzaron a usar los 12 signos de animales en orden: Rata, Buey, Tigre, Conejo, Dragón, Serpiente, Caballo, Cabra, Mono, Gallo, Perro y Cerdo. Estos signos están inspirados en las fases del calendario lunar y existen en la tradición china desde el siglo VI antes de nuestra era pero no fue hasta el siglo III a.C. cuando fueron incorporados al estudio formal de la astrología y astronomía.

Cuenta una leyenda que Buda, viendo próxima su muerte, convocó a los animales para expresarles su última voluntad. Solo 12 acudieron a la cita. La primera fue la Rata, después y por este orden llegaron el buey, el tigre, el conejo, el dragón, la serpiente, el caballo, la cabra, el mono, el gallo, el perro y por último el cerdo. Como premio a su devoción Buda les bendijo con un año en su honor, convirtiéndose así en los 12 signos del zodiaco chino.

Otra leyenda refiere que el Rey de Jade organizó una carrera para determinar cuáles eran los animales más rápidos. Los primeros doce que lograron cruzar un río señalado fueron los escogidos para representar a las doce ramas terrestres en las que está dividido el orden cíclico del calendario lunar.

Según el zodiaco chino, el signo de cada persona depende del año –y por lo tanto del animal- en el que ha nacido, siempre teniendo en cuenta que este comienza a finales de enero o principios de febrero. Las características de ese animal serán las que determinarán la personalidad, la suerte, las desgracias o, incluso, el amor ideal de cualquiera de nosotros.

La personalidad y carácter de los nacidos en un mismo año, también vendrán marcados por otros aspectos muy importantes en la cultura china como son el Yin y el Yang y los cinco elementos: sol, agua, madera, fuego y tierra.

A continuación, los animales del horóscopo chino:

La Rata (1936, 1948, 1960, 1972, 1984, 1996, 2008)

Los nacidos bajo este signo son persona sabias a las que les gusta rodearse de familiares y amigos, a quienes ayudan en sus quehaceres y problemas diarios. Además son buenos trabajadores, ahorradores y buenos administradores de su economía.

El Buey (1937, 1949, 1961, 1973, 1985, 1997, 2009)

Los bueyes son animales pacientes y tranquilos, que irradian mucho cariño y amor e infunden respeto. Grandes trabajadores, se sienten a gusto rodeados del orden y la limpieza y logran el éxito gracias a su esfuerzo. Para ellos lo más importante es la familia, aunque son celosos con su pareja. Aman el arte y la música. No les gusta discutir, aunque sí que le obedezcan.

El Tigre (1938, 1950, 1962, 1974, 1986, 1998, 2010)

Las personas bajo este signo son muy pasionales y llenas de energía. No pasan desapercibidas, son aventureros, independientes, ingeniosos, impulsivos y les gusta la diversión. Son amigos para toda la vida, aunque les gusta ser el líder del grupo. En el mundo de las relaciones de pareja se muestran como el más fuerte, sexy y seductor, aunque de comportamiento excesivo.

El Conejo (1939, 1951, 1963, 1975, 1987, 1999, 2011)

Los conejos reúnen extraordinarias cualidades humanas. Son prudentes, inteligentes, afables, discretos, previsores, atentos y benevolentes. Por eso, este signo es ampliamente aceptado por la gente. De carácter moderado e indulgente, amante de la paz y la concordia, el conejo odia la guerra y la violencia. Le gusta la vida tranquila, la ternura y la armonía. Se esfuerza por llevarse bien con los demás y casi siempre lo consigue por sus virtudes humanas. Su gran clarividencia y su desenvoltura ante situaciones delicadas lo convierten en un excelente diplomático y mediador.

El Dragón (1940, 1952, 1964, 1976, 1988, 2000, 2012)

El dragón es imaginativo, magnánimo, emprendedor, afortunado y poderoso. Está lleno de fuerza y vitalidad. Es un verdadero acumulador de energía y si le enojas, se enfurecerá de tal manera que perderá los estribos. Será difícil calmarle, pues no cree ni a nadie ni en nadie. Suelen dar buenos consejos y son afortunados tanto en el dinero como en el amor. Son muy sentimentales y se enamoran locamente.

La Serpiente (1941, 1953, 1965, 1977, 1989, 2001, 2013)

Las personas de este signo son astutas, saben lo que quieren y cómo conseguirlo. Su conversación es elegante y fluida.  Son intensos y prudentes a la vez. Son celosas y posesivas con su familia pero leales. Les gusta mimar a sus amigos y esperan de ellos una actitud recíproca. Si se sienten desdeñados o fracasan en sus tentativas, pueden estar enfadados durante horas, aunque son buenas para mantener la calma y parecer tranquilas en situaciones difíciles.

El Caballo (1942, 1954, 1966, 1978, 1990, 2002, 2014)

Los caballos son populares, optimistas, llenos de alegría, aventureros, elocuentes, impacientes, emprendedores, entusiastas con la vida, grandes amantes y amigos. Su gran pasión es el dinero y los viajes. Les gusta conocer gente nueva, distintas culturas, hablar idiomas y son el alma de las fiestas. Su atractivo físico y su belleza hace que les sea fácil encontrar el amor.

La Cabra (1943, 1955, 1967, 1979, 1991, 2003, 2015)

Las personas bajo este signo son creativas, artísticas, positivas, elegantes, femeninas, afables, compasivas, sensibles, soñadoras y orgullosas. No persiguen la riqueza material y prefieren vivir de sus ensoñaciones. Aman la familia, los niños, el hogar y estar en contacto con la naturaleza. Son muy trabajadoras, aunque no les gusta la presión ni de una fecha límite, ni de un jefe.

El Mono (1944, 1956, 1968, 1980, 1992, 2004, 2016)

Es ingenioso, divertido, simpático, de mente rápida y despierta, comprador, persuasivo, sociable. Son capaces de resolver cualquier problema por difícil que sea con soltura. Sus relaciones amorosas y con los amigos suelen ser conflictivas, pues no soporta que no lo valoren.

El Gallo (1945, 1957, 1969, 1981, 1993, 2005, 2017)

Los gallos son atractivos y seductores, meticulosos, eficientes, ordenados, buenos conversadores, observadores, egoístas, usureros, pragmáticos y muy familiares. En el amor son románticos, obstinados y luchan por el control de su pareja. Suelen destacarse como relacionistas públicos o artistas. No prestan demasiada atención a su salud.

El Perro (1946, 1958, 1970, 1982, 1994, 2006, 2018)

Son personas dedicadas al trabajo, honestas, confiables, diligentes, con un gran sentido de la justicia y la lealtad. Cautivan con su personalidad excitante, su buen humor y su gran capacidad para escuchar los problemas de los demás y dar buenos consejos. En el amor son fieles y leales, aunque muy celosos cuando su pareja no está en casa. Los nervios son su mayor problema de salud.

El Cerdo (1947, 1959, 1971, 1983 1995, 2007, 2019)

Es sincero, honesto, confiado, educado, cariñoso, servicial, valiente, decidido, con gran fuerza de voluntad, sin grandes pretensiones ni vanidad, con los pies en la tierra. Son muy agradables y tienen gusto y modales impecables. En el amor son sensuales, apasionado y pacientes. Son muy trabajadores, aunque la falta de atracción por el deporte y la apatía harán que su físico se resienta y engorde en exceso.

mem/ele

también te puede interesar