Ciencia y Tecnología

Tiembla en el Sol

Una región activa del astro está registrando tormentas solares de gran intensidad que han afectado al campo magnético de la Tierra

sol
Tormentas solares |

Redacción Central |

El Servicio Nacional español de Meteorología Espacial (Senmes) informó que una región activa del sol está registrando tormentas solares de gran intensidad que han afectado al campo magnético de la Tierra y han generado distorsiones en la señal de GPS y en las comunicaciones de radio europeas y estadounidenses.

Explicó que estas tormentas solares mantienen en alerta a los servicios de meteorología espacial de todo el mundo, aunque de momento no han producido males mayores.

La primera fulguración tuvo lugar el pasado 4 de septiembre, cuando se registró una erupción lenta y que no provocó males mayores, aunque se observaron perturbaciones magnéticas en suelo español durante la noche del 6 al 7 de septiembre, precisó.

Acotó que el 6 de septiembre, poco antes de las 12:00 horas GMT, se produjo una fulguración que ha sido “la más intensa de los últimos 10 años”, y que emitió partículas de alta energía.

Digamos que en el Sol se produjo el equivalente a un terremoto, con una onda expansiva importante, pero no pudimos ver las primeras imágenes de un coronógrafo hasta las 15 GMT. Había una eyección de masa coronal muy rápida, a bastante más de 1.000 km/segundo y teníamos claro que llegaba a Tierra, subrayó.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) confirmó que la erupción del pasado día 6 fue la más intensa registrada desde el inicio de este ciclo de actividad solar en diciembre de 2008, el cual se estima que durará hasta 2019.

Expertos señalan que se han detectado fulguraciones importantes (liberación súbita de radiación electromagnética) y fuertes eyecciones de masa coronal (onda hecha de radiación y viento solar que se desprende del Sol).

El Centro de Predicción de Meteorología Espacial (SWPC) puntualizó que estas erupciones llamadas de “categoría X” perturbaron las comunicaciones de radio de alta frecuencia durante una hora del lado de la Tierra frente al Sol y también las comunicaciones de baja frecuencia utilizadas en la navegación.

El pasado día 10 se observó una última erupción del sol. No obstante, especialistas afirman que habrá que esperar en torno a dos semanas para comprobar si la región del sol alterada en los últimos días sigue activa a nivel magnético.

Las tormentas solares son el resultado de una acumulación de energía magnética en algunos lugares. Estos chorros de materia ionizada se proyectan a gran velocidad en la corona del Sol y más allá, hasta cientos de miles de kilómetros de altitud.

Una tormenta solar tiene la capacidad de interrumpir las comunicaciones satelitales, lo que afecta las señales telefónicas, de televisión, de internet y los sistemas de posicionamiento global (GPS), entre otros servicios cotidianos.

Además, interrumpe la señal de radio de alta frecuencia y hasta tienen la capacidad de cortar el suministro de redes de electricidad.

De acuerdo con la NASA, la mayor tormenta solar registrada hasta el momento se registró el 2 de septiembre 1859, cuando provocó la interrupción del servicio de telégrafos, el Internet de entonces, en toda Europa y América del Norte.



mem/ele

también te puede interesar