Ciencia y Tecnología

Neumonía: mal que podrían evitar millones de personas

Con tratamiento, anualmente se pudiera evitar la muerte de 1.3 millones de niños en el mundo

neumonia
|

Redacción Central |

Todo a tiempo tiene solución, este refrán es muy acertado si se trata de evitar las muertes por neumonía, enfermedad que anualmente cobra la vida de 1.3 millones de niños en el mundo.

Según el director de Atención Médica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Horacio Rubio Monteverde, en la mayoría de los casos se hubieran evitado las dolorosas pérdidas con vacunas y antibióticos.

El especialista de la Dirección General de Servicios Médicos del centro de altos estudios explicó que la neumonía es una infección en el parénquima pulmonar, que es tejido esencial de ese órgano.

Advierte que la infección podría llegar al pulmón por contagio directo durante un proceso de hospitalización o a través de un respirador mecánico en pacientes graves.

El especialista subraya que también puede ser causada por virus o bacterias, o por factores mixtos.

De hecho, la causa más común de la neumonía es la bacteria Streptococcus pneumoniae, también conocida como neumococo.

Recomienda que si existe una gripa prolongada, es decir, si después de dos semanas persiste la tos, es necesario realizar un estudio radiológico o bacteriológico de la flema para identificar el germen.

De corroborar la infección oportunamente, debe tratarse el padecimiento con penicilina o derivados, aclara.

Lamenta el experto mexicano que aunque se dispone de las herramientas necesarias para el diagnóstico y tratamiento, la enfermedad constituye un problema de salud pública y una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en el mundo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta que los virus y bacterias presentes comúnmente en la nariz o garganta de los niños, pueden infectar los pulmones al inhalarse.

Señala que igualmente pueden propagarse por vía aérea, en gotículas producidas en tosidos o estornudos, así como a través de la sangre, sobre todo en el parto y en el período inmediatamente posterior.

El organismo puntualiza que la prevención de la neumonía infantil es un componente fundamental de toda estrategia para reducir la mortalidad y que la inmunización contra neumococos, sarampión y tos ferina es la forma más eficaz de prevenir el padecimiento.

Afirma que una nutrición adecuada es clave para mejorar las defensas naturales del niño, comenzando con la alimentación exclusiva con leche materna durante los seis primeros meses de vida.

En ese sentido, explica que además de prevenir eficazmente la neumonía, reduce la duración de la enfermedad.

A propósito de celebrarse este 12 de noviembre el Día Mundial contra la Neumonía, los especialistas insisten en que la infección puede ser grave cuando no es tratada y que es prevenible a través de la inmunización y una alimentación adecuada.

En nuestro país, la cifra de muertes este año por la enfermedad ha disminuido un 27 por ciento en relación con 2014, gracias a los esfuerzos que realiza el Gobierno Sandinista para reducir su incidencia.

también te puede interesar