Ciencia y Tecnología

Retorna inquietud por agujero en la capa de ozono

La Organización Meteorológica Mundial anunció que en este mes se midió el tercer mayor agujero de la capa de ozono después de los registrados en 2000 y 2006

admhxoix
Sociedad La Organización Meteorológica Mundial detecta el tercer mayor agujero en la capa de ozono | telam

Redacción Central |

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) anunció que en el presente mes se midió el tercer mayor agujero de la capa de ozono después de los récords registrados en 2000 y 2006.

Esto muestra que el problema del agujero de ozono sigue con nosotros y que hay que mantenerse vigilante, pero no hay razón para una alarma indebida, afirmó el científico Geir Braathen, del Servicio Atmosférico de la OMM, quien aclaró que la dimensión del agujero no contradice el proceso de recuperación de esta protección natural contra los rayos solares.

Los científicos de la agencia especializada del sistema de Naciones Unidas calcularon el récord para un solo día el pasado 2 de octubre, cuando el agujero alcanzó 28,2 kilómetros cuadrados, su dimensión máxima para este año.

Indican que la media calculada durante treinta días del agujero de ozono ha sido en lo que va de año de 26,9 millones de kilómetros cuadrados.

Durante la primavera generalmente ocurre la disminución de la capa de ozono en el hemisferio sur debido a las temperaturas extremadamente frías en la estratosfera, ubicada a unos 25 kilómetros de altura, y a la presencia en la atmósfera de gases que devoran el ozono.

Los especialistas explican que las temperaturas en la estratosfera antártica varían de año en año, lo que hace que algunos años el agujero de la capa de ozono sea relativamente pequeño y otros relativamente grande.

De manera general, esto no revierte la recuperación de largo plazo para la capa de ozono que se proyecta en las próximas décadas, señaló la OMM.

En 2014, un estudio de la ONU reveló que la capa de ozono se estaba recuperando a través de la reducción progresiva de productos químicos desde la década del 80, promovida mediante el Protocolo de Montreal de 1987, que prohibía los clorofluorocarburos (CFC) y los halones, que se usaban en refrigeradores, equipos de extinción de incendios y aerosoles.

La capa de ozono impide el paso hacia la tierra de los dañinos rayos ultravioletas provenientes del Sol, por lo que una exposición prolongada de la piel humana a esas radiaciones electromagnéticas provoca el desarrollo del cáncer, afecta a los ojos y deja otras secuelas.

también te puede interesar