Ciencia y Tecnología

Corales ¿en blanco y negro?

El espectacular colorido de los arrecifes coralinos en el mundo se “ha desteñido”, un fenómeno que alarma a la comunidad científica

Corales
|

Redacción Central |

Como si fuesen ropa a la que se aplica un blanqueador, los arrecifes coralinos son víctimas de una pérdida global de color.

El blanco adquirido por los corales en todo el planeta alarma a los científicos, particularmente en zonas como Hawaii y el Caribe. Y la causa es una sola, afirman: el calentamiento global.

Los expertos advierten, según un informe publicado por el diario canadiense Calgary Herald, que si las temperaturas del agua no bajan, los corales de todo el planeta podrían morir.

Afectados por el aumento de la temperatura del agua, los corales empiezan a “blanquear” porque pierden las algas simbióticas que los rodean. Sin ellas los corales se vuelven muy vulnerables y pueden morir, ya que son estas algas las que proveen no solo el color, sino los nutrientes.

Las consecuencias de la muerte de los corales sería catastrófica para la cadena alimenticia marina. En ellos habitan una de cuatro especies de los peces del mundo, indica el diario canadiense, que añade que muchas de ellas todavía son poco estudiadas.

Ove Hoegh-Guldberg, director del Instituto del Cambio Global de la Universidad de Queensland, explicó que alrededor de 500 millones de personas en todo el mundo se alimentan con peces que viven en los arrecifes. Por tanto, la cadena alimenticia “salta” con sus dañinos efectos del mar a la tierra.

En los dos pasados años la temperatura del agua ha aumentado debido tanto al calentamiento global y fenómenos como “El Niño”, que afecta el océano Pacífico este año. También se debe a la acumulación de grandes cantidades de agua caliente en el norte del Pacífico, fenómeno que empezó a registrarse en 2013. Las señales de este ‘blanqueo’ aparecen si la temperatura del agua permanece tan solo 1 grado Celsius más elevada de lo habitual durante unas 4-6 semanas, explicó el científico.

No es un fenómeno nuevo, pero sí reciente. Fue registrado por vez primera en 2008 y se repitió en 2010, ocasiones en las que duró un año. Esta tercera vez no ha dado señales de estar por terminar y los científicos creen que podría extenderse hasta 2016.

Según cálculos de los científicos solo en este año unos 12 mil kilómetros cuadrados de corales podrían desaparecer, lo que significa el 5 por ciento de lo que existe en el planeta.

Mark Eakin, el jefe del proyecto del monitoreo de arrecifes de coral de la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional de EE.UU. (NOAA, por sus siglas en inglés), citado por el diario The Washington Post, indicó que ese porcentaje es menor que lo perdido en 1998, pero la cifra puede aumentar drásticamente si el agua no baja su temperatura en 2016.

Las pérdidas además tardan mucho en recuperarse, advirtieron los expertos. Un arrecife coralino perdido, que equivale a los bosques de lluvia en la tierra, tarda de 15 a 20 años en recuperarse. Este es un lujo que la Tierra no puede permitirse.

también te puede interesar