Ciencia y Tecnología

Las comunicaciones II

Su interesante historia en 3 amenos capítulos

com
|

Redacción Central |

La Revolución Industrial marcó una diferencia en el desarrollo de la Humanidad. Aunque en Grecia Tales de Mileto 600 años A.C. ya frotaba su pañito contra una varita de ámbar y sin saberlo descubría el magnetismo, no fue sino hasta el siglo XVIII que hace su presentación, con todas las de la ley, nuestra señora la electricidad.

Hago un alto en este camino que ahorita se divide en varios senderos ¿Qué es necesario para establecer una comunicación? Es esta una pregunta que se le hace a los estudiantes de cualquier facultad de comunicaciones, marketing o telecomunicaciones de cualquier universidad.

Digamos que para establecer una comunicación hace falta un agente de trasmisión o trasmisor, otro de recepción o receptor, un “algo” a trasmitir, un medio a través del cual trasmitir y un “vehículo o transporte” para trasmitir.

Ahí no queda todo. Existen las interferencias que hacen que ese “algo” no viaje desde el trasmisor hasta el receptor de manera fácil y limpia. Por eso se emplea el término de “comunicación eficaz” que implica cerciorarse de que el mensaje recibido sea idéntico e igual de comprendido que el mensaje enviado.

Regresando a la Revolución Industrial, se suceden una serie de descubrimientos como el que la electricidad puede ser trasmitida. Volta desarrolla su “pila” o batería rudimentaria. Y el siglo XIX abre con Morse y la telegrafía. El escocés Graham Bell experimenta con la trasmisión de la voz a través de hilos conductores. James Maxwell desarrolla su teoría dinámica del campo electromagnético y nos deja sus Leyes que son la teoría  de las telecomunicaciones.

Ya a finales de ese siglo se estaban tendiendo cables submarinos para comunicarse entre Estados Unidos e Inglaterra.

Dos colosos se presentan ahora: Tomás Edison y Nicola Tesla. Ellos hicieron posible la creación de generadores de potencia de corriente alterna para la transmisión de ondas. Casi terminando el siglo el italiano Guglielmo Marconi logra realizar la primera transmisión telegráfica inalámbrica utilizando ondas de radio y  Heinrich Hertz desarrolla su teoría de trasmisión de ondas.

Un ruso Alexander Popov inventa la antena para la trasmisión de las ondas electromagnéticas a grandes distancias; antena que Marconi perfeccionó a comienzos del siglo XX. El nombre del italiano sonará en todo lo asociado a la telefonía de aquellos años.
Para 1919 se comienzan a diseñar los primeros receptores de radio de uso comercial y funcionan algunas estaciones emisoras de programas de corta duración.

Entre 1923 y 1928 investigadores de los Estados Unidos, la Unión Soviética y Gran Bretaña, por separado, desarrollaron investigaciones relacionadas con la televisión, que en aquella época se llamaba exploración mecánica de imágenes. Y fueron los súbditos de Jorge V quienes se anotaron el gol de la primera trasmisión televisiva con la coronación del rey sucesor. No se sabe cuántos tele espectadores había.

En 1942 se inventa el casete para grabar audio, que aún se usa en algunos dispositivos profesionales y recién finalizada la II Guerra Mundial la empresa norteamericana de telecomunicaciones AT&T presenta el primer sistema de telefonía móvil para vehículos, algo así como el que usan los autos patrulleros para comunicarse entre ellos, pero más rústicos, más pesados y más voluminosos.

A partir de entonces es el desenfreno de inventos y aplicaciones. Incluso aparece la primera computadora. Pero en 1957 los redobles de tambores sonaron más alto. El desarrollo de la nueva tecnología había sido mantenido en secreto por unos pocos científicos y fue un sueño hecho realidad para la mayoría de los habitantes de la Tierra. La Unión Soviética lanzaba el primer satélite artificial (Sputnik en ruso, que quiere decir acompañante).

Para 1970 ya había redes de satélites destinados a las comunicaciones cuando, en la búsqueda de mayor velocidad y mayor volumen de información a trasmitir, se desarrolla la conocida fibra óptica. Las empresas dedicadas a ofrecer servicios de  telecomunicaciones crecían y se enriquecían pero no tanto como luego lo hicieron, a partir de 1983, las que se dedicaron al negocio de la telefonía celular.

En 1989 hay que detenerse de nuevo: se introduce la banda GSM de trasmisión para los teléfonos celulares, comienzan las trasmisiones satelitales de señales digitales de TV para el público y nace la Internet.

El cierre del siglo XX cierra nuestro capítulo con la aparición del Bluetooth, tecnología que pretendía relacionar y unificar los dispositivos informáticos y los de  telecomunicaciones. Lo logró.

también te puede interesar