Ciencia y Tecnología

Aquellos animales de la prehistoria

El primero de los dinosaurios descrito científicamente fue el Megalosauros bucklandi (gran fósil de saurio) en 1824

Argentinosaurus
Titanosaurio procedente de Argentina, el Argentinocaurus |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Dinosaurio, o “terrible saurio”, es un término que data de 1841 y, en el grupo de los reptiles, es el más y mejor conocido de todos los animales extinguidos.

El primero de los “dinos” descrito científicamente fue el Megalosauros bucklandi (gran fósil de saurio) en 1824, a partir de restos encontrados por los obreros de una cantera de pizarra seis años antes cerca de Woodstock, Inglaterra.

Realmente el primer fósil de esa especie fue descrito en 1677, pero su verdadera naturaleza fue comprendida mucho después.

Como más primario entre los dinosaurios clasifica el Eoraptor lunensis (ladrón del amanecer), identificado en 1993 a partir de un esqueleto localizado en las estribaciones de los Andes, en territorio argentino, en rocas con una longevidad de 228 millones de años.

Dicho espécimen medía un metro de largo y era miembro de los  carnívoros. Su carácter de más primitivo está dado porque carecía de mandíbula doble con juego de bisagra, característica de todos los demás.

Los mayores animales que poblaron la Tierra fueron los dinosaurios sauropodos, un grupo herbívoro de cuello largo, cuerpo inmenso y cuadrúpedo que se movía por la mayor parte del planeta hace de 208 a 265 millones de años, durante los períodos Jurásico y Cretáceo.

Con un peso probable calculado de 50 a 80 toneladas se movían los  sauropodos de tamaño superior, aunque esas cifras no representan  necesariamente el tamaño límite para un vertebrado terrestre.

Estimaciones teóricas diversas sugieren que algunos dinosaurios se aproximaron al peso máximo posible para un animal terrestre, es  decir, 120 toneladas.

Entre los que pueden considerarse más pesados se mencionan el  titanosaurio Antarctosaurus giganteus (lagarto del Antártico) de Argentina e India, con 40-80 toneladas, y el braquiosaurio Brachiosauros altithorax, con 45-55 tons.

Un nuevo titanosaurio procedente de Argentina, el Argentinocaurus, se estimó en 1994 que había pesado más de 100 toneladas.

El Brachiosaurus brancai (lagarto con brazos) es la especie más  grande y alta de la cual se dispone de un esqueleto completo, extraído del famoso yacimiento de Tendaguru, Tanzania, que data del
Jurásico inferior, hace unos 150 millones de anos.

Con los restos de diversos animales se formó dicha estructura,  exhibida al público por primera vez en 1937. Su longitud es de 22,2  metros y la altura en posición erguida llega a 14 metros, con un peso estimado de 30-40 toneladas, aunque se cree que ese espécimen podría haber sido aun mayor.

El Tyrannosaurus rex fue probablemente el mayor carnívoro que reinó hace 75 millones de años en parte de lo que es hoy Estados
Unidos y dos provincias (Alberta y Saskatchewan) de Canadá.

El mayor y más pesado es un ejemplar descubierto en 1991 en Dakota del Sur con una altura de 5,9 metros y una longitud de 11,1 ms, con  aproximadamente de seis a 7,4 toneladas.

Sobre la base de huellas observadas, el braquiosaurio Breviparopus alcanzaba una longitud de 48 metros, lo cual lo convertía en el  vertebrado más largo. No obstante, un diplodocus de Nuevo México (EE.UU.), nombrado  Seismosauros halli, se calculó en 1994 que podía medir entre 39 y 52  metros, según la comparación de huesos individuales.

En contraste con los anteriores, los dinosaurios más pequeños  registrados son el Compsognathus (quijada bonita), del sur de
Alemania y sureste de Francia, y un herbívoro sin identificar de
Colorado (EE.UU.). Ambos medían 70-75 centímetros del hocico a la punta de la cola y pesaban alrededor de tres kilogramos.

Para calcular la velocidad desplegada por los dinosaurios pueden ser utilizados sus rastros. Uno de estos, descubierto en 1981 en
Texas (EE.UU.), indicaba que un carnívoro había avanzado a un ritmo de 40 kilómetros por hora.

Algunos dinosaurios avestruz eran aun más veloces y el de mayor  cerebro y peso (100 kg), el Dromiceiomimus que habitó en el Cretáceo  Superior en Canadá, era capaz de lograr una máxima de 60 km/h.

En cuanto a las huellas más grandes, en 1932 se descubrieron en Salt Lake City (EE.UU.) las marcas gigantescas de un hadrosaurio bípedo (pico de pato) que medían 1,36 metros de largo y 81 centímetros de diámetro.

Existen otros informes relativos a huellas de 95-100 cm de ancho.
Las pisadas atribuidas al mayor de los braquiosaurios llegan también  a los 100 centímetros de diámetro en las patas traseras.

El cráneo de los ceratopsidos era el mayor entre todos los animales terrestres conocidos, culminando en el Torosaurus (dinosaurio desgarrador). Ese herbívoro, que medía alrededor de 7,6 metros de largo total y pesaba más de ocho toneladas, tenía un cráneo de dos toneladas y tres metros de longitud, incluida la región periférica.

El therizinosaurio (dinosaurio guadaña), que habitó en el
Cretáceo Superior en la cuenca de Nemegt, Mongolia, tenía las garras  más poderosas de todos los tiempos en el reino animal.

Específicamente las del Therizinosaurus cheloniformis medían más de 91 centímetros de perímetro máximo, frente a 23,3 cm el Tyrannosaurus rex. Sin embargo, esa criatura poseía poca fuerza, carecía total o  parcialmente de dientes y muy probablemente se alimentaba de  termitas.

Los huevos más grandes de dinosaurio eran los del Hypselosaurus  priscus (dinosaurio de gran cresta), un titanosaurio de 12 metros de largo que existió hace aproximadamente 80 millones de años. Unos ejemplares hallados en el valle de Durance, Francia, en octubre de 1961, poseían una longitud de 300 milímetros y un diámetro de 255 mm, con una capacidad de 3,3 litros.

también te puede interesar