Ciencia y Tecnología

Sorprendentes hallazgos en Teotihuacán

En las ruinas de la ciudad prehispánica se encontraron miles de objetos, semillas e plantas comestibles y joyería de jade y piedra verde

TEOTIHUACAN
Ruinas de la ciudad prehispánica Teotihuacán |

LA VOZ DEL SANDINISMO |

Investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México encontraron más de 50 mil piezas en la zona arqueológica de Teotihuacán, una de las más grandes ciudades del mundo prehispánico.

Según trascendió, los objetos parecen ser parte de una gran ofrenda y se hallaban frente a tres cámaras a poco más de 100 metros de la entrada de un túnel bajo el Templo de la Serpiente Emplumada.

Entre las piezas resaltan pelotas de hule, cuentas de varios materiales, huesos de felinos y aves, conchas y caracoles marinos, esculturas, piedras de jade, cerámicas y más de cuatro mil objetos de madera perfectamente conservados.

También permanecían en el sitio 15 mil semillas de plantas comestibles (tuna, jitomate, maíz), restos de flores de calabaza, objetos de ámbar, espejos de pizarra y pirita labrados en una de sus caras, fragmentos de piel y cabello humano que luego serán sometidos a otras pruebas.

Resultan de gran atracción entre las obras rescatadas cuatro esculturas -una masculina y tres femeninas- talladas en piedra y decoradas con joyería de jade y piedra verde.

Los arqueólogos consideran que por las características del sitio y la disposición de los artículos se pudiera tratar del lugar donde eran enterrados los altos mandatarios de la ciudad.

Basados en los ritos prehispánicos, los expertos también apuntan a que el túnel –sellado desde hace casi dos mil años- pudiera ser un reflejo metafórico del inframundo, hecho al que también tributa la ornamentación, pues las paredes y el techo están salpicados con minerales.

El hallazgo llega tras más de una década de trabajo, en la que los expertos buscaban descifrar los misterios sobre la vida de esta urbe en la que habitaron en su época de esplendor más de 100 mil personas.

La directora del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Teresa Franco, resaltó la labor de los especialistas en el contexto del proyecto Tlalocan.

Para obtener estos resultados se utilizaron georradares, escáners láser de alta precisión y dos robots equipados.

El túnel fue descubierto en 2003 y de acuerdo con las pruebas efectuadas se cree que dejó de utilizarse por el año 250 de nuestra era. Debieron moverse 970 toneladas de tierra y piedra para que pudieran entrar los arqueólogos.

Declarada Patrimonio de la HUmanidad por la Unesco en 1987, la zona antigua de Teotihuacán -en náhuatl lugar donde los hombres se convierten en dioses- constituye actualmente el sitio arqueológico precolombino más grande de América.

Piezas en la zona arqueológica de Teotihuacán

Piezas en la zona arqueológica de Teotihuacán

también te puede interesar