Ciencia y Tecnología

Los rubios no van a desaparecer

El mestizaje -producto del flujo migratorio- disminuyó el porcentaje de personas con ese tipo de cabello

Niños rubios
|

Redacción Central |

Uno de los atributos personales que más llama la atención en una imagen es el cabello, que enmarca el rostro, le da color y le aporta personalidad, aunque para realzar su figura muchas personas prefieren el color rubio que logran con tintes, pelucas e iluminaciones.

El uso de ese color para los cabellos cuyo origen natural se halla en poblaciones de Europa ha sido publicitado desde el pasado siglo por estrellas del cine y la televisión, así como por figuras sociales y modelos de pasarelas.

El rubio es un color de cabello caracterizado por niveles bajos de un oscuro pigmento llamado melanina cuyo tono visible depende de varios factores, pero siempre tiene algún tipo de color amarillo.

Según la cantidad del pigmento ese color puede variar desde un rubio muy pálido si la distribución de este es escasa, en cambio puede llegar a rubio rojizo o a dorado marrón si tienen más melanina.

El cabello rubio así como el color más claro se da con mayor frecuencia en Europa, donde su presencia es muy alta en los países nórdicos. Allí el gen del color de pelo MC1R tiene al menos siete variantes y le da al continente un amplio rango de tonalidades.

Según una investigación genética hecha por tres universidades japonesas, la evolución del pelo claro o rubio está relacionada con la necesidad de síntesis de la vitamina D y la escasez de sol en el norte de Europa.

Los especialistas indican que las altas frecuencias de cabellos claros en las latitudes del norte europeo son resultado de la adaptación de la piel clara a menores niveles de luz solar, que reduce la prevalencia de raquitismo causada por la deficiencia de vitamina D.

En 2006, el antropólogo canadiense Peter Frost en colaboración con la Universidad de Saint Andrews publicó un estudio en cual afirmaba que el cabello rubio se expandió al final de la última glaciación debido a la selección sexual.

Según una investigación, la aparición del pelo rubio y ojos azules en mujeres del norte de Europa las hacía preferibles al resto de las damas, en una época de competencias, pues los hombres escaseaban debido a los largos viajes de caza a los que eran sometidos.
Para el gusto masculino las mujeres rubias eran distintas de las otras, lo que ayudaba a su apareamiento y al aumento del número de rubios. Una teoría planteada en The History  and Geography of Human Genes (1994) que afirmaba que el cabello rubio era predominante en el norte de Europa.

Pero la emigración europea desde el siglo XVI hasta el siglo XX contribuyó a extender  la presencia de los rubios, que se pueden encontrar alrededor del mundo en Norteamérica, Suramérica, Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, Siberia, etc.

En Asia hay una baja frecuencia de rubios naturales en ciertos grupos étnicos, en tanto en América y Oceanía, la presencia de la población rubia se debe principalmente a la emigración europea ocurrida tras la conquista luso-hispánica, británica y francesa, desde el siglo XVI en adelante.

Polémica sobre desaparición de los rubios

En la actualidad, el intenso flujo migratorio de unos países a otros propicia una policroma fusión de etnias y culturas y es de ese loable mestizaje que surge y se mantiene ese color de cabello en los grupos humanos.

Estudios antropológicos sugieren que los cabellos dorados pueden desaparecer, y lo explican a partir de la genética: el gen del cabello negro es dominante, mientras que el claro es recesivo.

Se basan en que en los matrimonios propiciados por la migración se observa que en parejas mixtas, uno de cuyos miembros es rubicundo y el otro moreno, predominan los descendientes con cabellos oscuros.

Esta afirmación ha promovido controversiales criterios porque los genetistas rechazan cualquier teoría apocalíptica acerca de los rubios y argumentan como muy difícil que un gen desaparezca por completo.

Este criterio lo reflejan las estadísticas, las cuales muestran que en los últimos 30 años en los países nórdicos se ha reducido a la mitad la proporción de rubios y desciende la proporción de personas portadoras de este gen.

Pero esos mismos números reflejan que sí continúa el nacimiento de niños con este tipo de cabello -aunque en menor proporción- lo cual prueba que las personas rubias no desparecerán, como aseguran algunos especialistas.

también te puede interesar