Ciencia y Tecnología

Utilizarán dispositivo óptico para diagnosticar el Alzhéimer

Consiste en una prueba no invasiva que detecta cambios en el cerebro a través del ojo y diagnostica la enfermedad con años de antelación

Un scanner cerebral muestra el interior del cerebro
Un scanner cerebral muestra el interior del cerebro |

Redacción Central |

Un equipo de investigadores norteamericanos anunció el empleo de un dispositivo óptico que muestra a través del ojo el interior del cerebro, lo que permite detectar la enfermedad o el mal de  Alzhéimer, años antes del diagnóstico clínico.

Los investigadores del Centro Médico Cedars-Sinai realizaron en Australia un ensayo clínico, con  la participación 40 pacientes, para detectar de forma temprana los cambios que luego se producen en el cerebro y son el signo principal del Alzhéimer.

Shaun Frost, científico biomédico y gerente de estudios en la Commonwealth Scientific and Industrial Research Organization (CSIRO), la agencia científica nacional de Australia, afirmó que el objetivo de la prueba era detectar quienes padecían o no el mal.
Agregó que “los resultados preliminares demostraron la diferencia entre el Alzhéimer y el no Alzhéimer, con un ciento por ciento de sensibilidad y un 80,6 por ciento de especificidad, lo que significa que todas las personas con la enfermedad resultaron positivas y la mayoría de las que no la padecían dieron negativo”.

La importancia del test de imagen óptica es que detecta los cambios que se producen entre 15 y 20 años antes del diagnóstico clínico, “por lo que esa prueba práctica permitiría experimentar otros tratamientos, antes de que aparezca el Alzhéimer”, dijo.

Especialistas del CSIRO afirman que la acumulación de placas de beta-amiloide en el cerebro revela la presencia del Alzhéimer, pero las pruebas actuales detectan cambios, sólo después que la enfermedad ha avanzado a las últimas etapas.

En opinión de los investigadores, en la medida en que mejoren las opciones de tratamiento, la detección temprana será fundamental, porque los métodos actuales son un inconveniente costoso y poco práctico para la detección de rutina.

Según Frost, el diagnóstico actual de tratamiento es mediante la tomografía por emisión de positrones (PET), la cual permite mirar a través del ojo, como un oftalmólogo diagnostica la enfermedad de la retina.

Agrega que “la retina a diferencia de otras estructuras del ojo, es parte del sistema nervioso central y comparte muchas características del cerebro. Tal similitud permitió descubrir que las placas asociadas al Alzhéimer, también se producen en la retina.

El hallazgo se produjo al manchar la placa con la curcumina -componente de la cúrcuma, una especie común de cocina- de ese modo los científicos pueden detectar la placa beta-amiloide en la retina, antes de que comience a acumularse en el cerebro.

De acuerdo con Koronyo-Hamaoui, investigador principal del centro científico, el estudio para descubrir la placa de beta-amiloide en la retina y el uso de la tecnología de imagen óptica se iniciaron hace varios años, en laboratorios del Hospital Cedars-Sinai.

Para llevar a cabo el estudio se utilizaron roedores vivos e investigación con retinas humanas de personas fallecidas que sufrían de Alzhéimer, tras lo cual el resultado alcanzado se dio a conocer y fue publicado en varias revistas científicas, en 2010.

también te puede interesar