Ciencia y Tecnología

Destacan cuernos aplastados y nariz roja de los renos

Además de esas características son animales económicamente muy útiles para esquimales y lapones

Renos
|

Redacción Central |

Los renos, esos ejemplares que abundan en las zonas de la tundra y taiga del hemisferio norte, donde prestan servicios útiles y variados a las comunidades que viven en esos inhóspitos lugares, presentan dos características físicas muy curiosas, una son sus cuernos y otra la nariz.

Los renos son mamíferos rumiantes, pertenecientes a la familia de los cérvidos -que viven en Siberia, Escandinavia, Groenlandia y Canadá- y alcanzan hasta 1,20 metros de alto y son considerados animales sobrio y resistente.

Poseen varios cuernos que están aplastados por la punta los cuales emplea para excavar, porque le sirven como de cuchara o pala, para buscar bajo la nieve los líquenes y otras plantas de las que se alimenta.

Otro rasgo llamativo es la coloración de la nariz de los renos, que está determinada por los glóbulos rojos que la repletan y protegen del intenso frío, además de ayudar a regular la temperatura cerebral del animal.

Según han demostrado investigadores holandeses y noruegos en la revista British Medical Journal, su microcirculación nasal es alta, gracias a que cuenta con una densidad de vasos sanguíneos un 25 por ciento superior a la que posee la nariz humana.

Además, los científicos también han hallado abundantes glándulas mucosas que permiten a los renos mantener un clima nasal óptimo durante las condiciones meteorológicas cambiantes y en situaciones de temperaturas extremadamente bajas.

Estos mamíferos son indispensables en ese medio donde los lapones y esquimales lo han reducido a una especie de domesticidad y lo emplean generalmente como animal de tiro, para el trabajo y también en sus actividades personales.

De su estructura se aprovecha todo, las comunidades emplean en diferentes industrias su leche, sangre, carne, cuero y cuernos.

también te puede interesar