Ciencia y Tecnología

Aseguran que lagrimeo no se debe a falta de lubricación en los ojos

Un oftalmólogo mexicano afirma que lo produce una epitelización, es decir, la aparición de una capa de piel en el punto lagrimal, que es el sistema de drenaje del ojo

Lágrimas
Una de las reacciones que se presentan en los ojos ante alguna molestia es el lagrimeo, que según el oftalmólogo mexicano Adrián Beltrán Martínez no siempre se debe a la falta de lubricación, el especialista afirma que lo produce una epitelización, es decir, la aparición de una capa de piel en el punto lagrimal, que es el sistema de drenaje del ojo. | Internet

Redacción Central |

Un oftalmólogo mexicano afirma que lo produce una epitelización, es decir, la aparición de una capa de piel en el punto lagrimal, que es el sistema de drenaje del ojo

Una de las reacciones que se presentan en los ojos ante alguna molestia es el lagrimeo, que según el oftalmólogo mexicano Adrián Beltrán Martínez no siempre se debe a la falta de lubricación, el especialista afirma que lo produce una epitelización, es decir, la aparición de una capa de piel en el punto lagrimal, que es el sistema de drenaje del ojo.

El experto adscrito al Hospital General de Zona 14 del IMSS en Jalisco, comentó en una conferencia, que esta afección es parte del proceso degenerativo del envejecimiento y de cada 10 adultos mayores, tres o cuatro la presentarán.

Explicó, “sin embargo, por la composición y ubicación del punto lagrimal, es decir, el drenaje del ojo, el lagrimeo también aparece en personas más jóvenes, la epitelización ocurre como un mecanismo de defensa contra agresores externos”, apuntó el galeno.

El oftalmólogo señaló que al cubrirse dicho punto, se presenta un lagrimeo continuo que en términos médicos se denomina epífora, pese a lo cual, su hallazgo por lo general es circunstancial, cuando la persona acude al especialista por alguna otra causa como una retinopatía diabética, por ejemplo.

Destacó que la solución para esta enfermedad es quirúrgica, mediante un procedimiento conocido como puntoplastía, consistente en dilatar el punto lagrimal, abrir esa capa de epitelio formada ahí y cortar un poco el esfínter o anillo que rodea el lagrimal.

Recomendó, una buena alimentación  porque es ideal, para una adecuada producción de lágrimas, las cuales mantienen lubricados los ojos y reducen con ello el ingreso de polvo y otros contaminantes que de otra manera pueden dañarlo.

también te puede interesar