Ciencia y Tecnología

Un edificio que a nadie le gusta mirar

La reconocida torre “Walkie Talkie” en Reino Unido se ha convertido en una piscina solar que al parecer está causando afectaciones

Torre Fenchurch 20 - Torre Walkie Talkie
La torre «Walkie Talkie» en el centro de Londres | abc.es

Redacción Central |

La reconocida torre “Walkie Talkie” en Reino Unido se ha convertido en una piscina solar que al parecer está causando afectaciones

En un dolor de cabeza para los visitantes y vecinos del centro de Londres se ha convertido la reconocida Torre Fenchurch 20, apodada como “Walkie Talkie”, emplazada en esa ciudad de Reino Unido.

La arquitectura del rascacielos, diseñada por el uruguayo Rafael Viñoly, entona con el lugar; sin embargo, el fuerte reflejo del sol en sus ventanales, que se incrementa por su forma cóncava en particular en los atardeceres, imposibilita sostener la mirada ante su estructura.

La afectación ha llegado a tal punto que se han presentado quejas de dueños de autos cuyos componentes plásticos se han derretido o averiado por el calor emitido, y de algunos comerciantes que protestan debido a que sus productos o ingredientes no soportan las altas temperaturas. Hay quienes aseguran que hasta las losas del piso de construcciones aledañas se han desprendido debido al intenso calor producido por esa causa.

Fotografías de la agencia de noticias Reuters, publicadas en Internet, muestran a transeúntes reaccionando de manera incómoda ante el intenso reflejo la piscina solar formada en la torre “Walkie Talkie”, un limón con la piel dañada por iguales causas en la ventana de una barbería en el centro de Londres y un camarógrafo grabando en los alrededores del edificio para comprobar las quejas sobre este.

El 20 Fenchurch Street es un rascacielos de 160 metros de altura y 36 pisos, que posee un elevado carácter distintivo, pues la estructura sufre un ensanchamiento en la parte superior hacia arriba y hacia afuera.

Su altura inicial fue propuesta para unos 200 metros, pero fue reducida debido a las preocupaciones sobre el impacto de su imagen en los alrededores. No obstante, estas continuaron por parte de los grupos defensores del patrimonio.

también te puede interesar