Ciencia y Tecnología

Vitamina D, una de las más importantes para los bebés

Huirle al sol puede provocar la carencia de esta, pues son pocos los alimentos que la contienen

Bebé al sol
Una de las vitaminas más importantes para los bebés es la D, que se produce de forma natural a través de la piel, siempre y cuando el pequeño reciba la luz del sol. |

Redacción Central |

Huirle al sol puede provocar la carencia de esta, pues son pocos los alimentos que la contienen

Una de las vitaminas más importantes para los bebés es la D, que se produce de forma natural a través de la piel, siempre y cuando el pequeño reciba la luz del sol.

Actualmente, esto puede parecer una paradoja teniendo en cuenta lo dañino que resulta la exposición al astro rey en horarios inadecuados y por tiempo prolongado.

Es importante tener en cuenta que huirle al sol puede provocar la carencia de esta vitamina, pues son pocos los alimentos que la contienen y casi no está presente en la leche materna; aunque hoy día ya muchas leches en polvo para bebés llevan vitamina D.

Los niños deben recibirla durante sus dos primeros años de vida, especialmente durante el otoño y el invierno, según aconsejan los pediatras. Los bebés que tienen la piel más oscura son los que más sol necesitan para producir la cantidad de vitamina D que requiere el organismo.

Esta permite al intestino absorber el calcio de la leche y fijarlo en los huesos. Tener vitamina D es esencial para que al tomar leche, el calcio no sea evacuado por el cuerpo. En el caso de los bebés, la carencia de la misma provoca que los huesos sean demasiado blandos y hasta deformes (raquitismo).

No solo los pequeños necesitan esa vitamina, los adultos también. Es la mejor prevención que existe hasta ahora contra la osteoporosis, enfermedad que afecta a los huesos haciéndolos menos resistentes, sobre todo a las caídas, y más frágiles de lo normal.

también te puede interesar