Ciencia y Tecnología

La grulla americana migra siguiendo a sus congéneres mayores

Esta conducta ha promovido una investigación para conocer que las motiva cada período a viajar hacia el sur La grulla americana, una especie en peligro de extinción en América del Norte, cambia su hábitat anualmente y aprende a migrar, siguiendo la ruta trazada por sus congéneres mayores, esta conducta ha promovido una investigación para conocer […]

grulla americana migración
La grulla americana migra siguiendo a sus congéneres mayores | elheraldo.hn

Redacción Central |

Esta conducta ha promovido una investigación para conocer que las motiva cada período a viajar hacia el sur

La grulla americana, una especie en peligro de extinción en América del Norte, cambia su hábitat anualmente y aprende a migrar, siguiendo la ruta trazada por sus congéneres mayores, esta conducta ha promovido una investigación para conocer que las motiva cada período a viajar hacia el sur.

Un grupo de estas grandes aves blancas en cautiverio, en el estado de Maryland (este) ayudó a los investigadores a obtener datos genéticos y migratorios sin precedentes para estudiar si están naturalmente programadas para hacer su viaje hacia el sur o si su comportamiento es aprendido.

Thomas Mueller, biólogo de la Universidad de Maryland, coautor del estudio, indicó que “el conocimiento se transmite de las aves mayores a las jóvenes”. “La migración se vuelve más eficiente a medida que estas aves envejecen y eso lleva muchos años”, añadió. “Las aves de ocho años son mejores que las de seis años, que son mejores que las de cuatro años, y así sucesivamente”, dijo.

La investigación cuyos hallazgos se publicaron en la revista estadounidense ’Science’, se basó en ocho años de datos recopilados en una población de 73 aves criadas en cautiverio. Sus movimientos fueron rastreados por transmisiones de satélite, radiotelemetría y observaciones desde el suelo. El estudio reveló que, la experiencia de las aves mayores ayuda a reconocer puntos de referencia y mantener al grupo en la ruta correcta.

Sarah Converse, del Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) y coautora del estudio, manifestó “sabíamos desde hacía mucho tiempo que el aprendizaje es importante en esta especie, pero nos sorprendió cómo el aprendizaje continúa durante muchos años”. Nos impactó la importancia de la transmisión cultural del conocimiento”.

La grulla americana (Grus americana), es el ave más grande de América del Norte y puede vivir más de 30 años. La caza intensiva y la pérdida de parte de su hábitat a partir del siglo XIX diezmó sus poblaciones, dejándolas al borde de la extinción en la década de 1940, cuando había menos de 25 ejemplares.

Actualmente, hay en Canadá, unas 250 de estas grullas en estado natural que pasan los inviernos en la costa del Golfo en Texas (sur), y otras 100 en Wisconsin (norte), que migran a Florida (sureste).

también te puede interesar