Ciencia y Tecnología

Cocaína afecta al cerebro en un par de horas después de primera dosis de consumo

Modificar las estructuras en las que se registran la memoria y el aprendizaje

Cocaína afecta al cerebro
Cocaína afecta al cerebro en un par de horas después de primera dosis de consumo | Internet

Redacción Central |

Modificar las estructuras en las que se registran la memoria y el aprendizaje

Luego de dos horas de su consumo, la cocaína altera de forma permanente el funcionamiento del cerebro, al modificar las estructuras en las que se registran la memoria y el aprendizaje, reveló recientemente un equipo de expertos.

Publicado en la revista especializada Nature Neuroscience y citado por la agencia Prensa Latina, el estudio refirió además que esta modificación tiene el potencial de desviar la atención hacia la búsqueda compulsiva de la siguiente dosis de droga, como ocurre en la adicción.

Mediante una técnica denominada microscopía de dos fotones, los investigadores observaron directamente las células nerviosas en el cerebro de ratones vivos antes y después de administrarles por primera vez una dosis de cocaína.

De acuerdo con la investigación, bajo el efecto de la droga los roedores experimentaron en dos horas un rápido y robusto crecimiento en las espinas dendríticas de la corteza prefrontal del cerebro, encargada de controlar funciones vinculadas a la toma de decisiones, el razonamiento y la disciplina. Mientras, en el grupo de control al que se había administrado solo una solución salina no se produjo tal incremento.

Los especialistas aseguran que al día siguiente, las nuevas espinas dendríticas inducidas por la cocaína habían formado una red de conexiones casi cuatro veces más densa a la observada en los ratones que no recibieron la sustancia.

Para ellos, este hallazgo podría explicar por qué los consumidores de drogas muestran una disminución de la actividad de la corteza frontal en relación con las tareas cotidianas, pero experimentan un incremento en respuesta a cualquier información o estímulo relacionado con la droga.

El estudio destaca que el número y la robustez de las espinas dendríticas se correlacionan muy bien en los ratones cocainómanos con su grado de adicción, el cual se mide por la preferencia de los roedores de permanecer en el lugar donde se les administra la cocaína.

Las espinas dendríticas forman los nodos (o sinapsis) de las redes neuronales y tienen un papel fundamental en la transmisión de información, la memoria y el aprendizaje.

La cocaína, por su parte, es un estimulante del sistema nervioso central, que puede presentarse en dos formas: sal de hidroclorato y cristales (crack). Algunas de las afecciones comunes más graves que provoca son problemas cardíacos, respiratorios, digestivos y en el sistema nervioso, cualquiera de los cuales puede ser mortal.

también te puede interesar