Ciencia y Tecnología

Pigmento de la era faraónica podría utilizarse en nanotecnología

La sustancia contiene silicato de calcio, compuesto que se desprende de finas nanohojas que producen radiaciones infrarrojas invisibles

Redacción Central |


La sustancia contiene silicato de calcio, compuesto que se desprende de finas nanohojas que producen radiaciones infrarrojas invisibles

Un pigmento artificial de color azul, empleado en el mundo mediterráneo antiguo para pintar tumbas y estatuas, podría utilizarse en estudios dentro del área de la nanotecnología.

De acuerdo con las conclusiones de un estudio de de la profesora Tina Salguero, de la Universidad de Georgia, en Estados Unidos, la sustancia contiene silicato de calcio, compuesto que se desprende de nanohojas tan finas que miles de ellas cabrían en el ancho de un cabello humano, y que producen radiaciones infrarrojas invisibles, similares a los rayos que se emplean en la actualidad en los mandos a distancia y en dispositivos de telecomunicaciones.

Precisa la investigación, difundida por el Ministerio de Antigüedades, que el silicato de calcio de cobre facilita la ruta para una nueva clase de nanomateriales de interés en estudios de tecnología de punta tales como las imágenes infrarrojas para la biomedicina, plataformas de telecomunicaciones y la elaboración de tintas de seguridad contra los falsificadores.

En los sarcófagos egipcios el pigmento aparece con profusión, al igual que en la estatua de la diosa mensajera Iris que existe en el Partenón.

también te puede interesar