Ciencia y Tecnología

Robot Curiosity llegó este lunes al planeta Marte

El robot buscará durante dos años rastros de vida en el planeta rojo y estudiará su historia geológica

Fotos del Robot Curiosity a su llegada a Marte
Las primeras imágenes enviadas por Curiosity fueron en blanco y negro, con una resolución de 256 pixeles, y muestran una parte del suelo y una de las ruedas del androide. | diariouno.com.ar

Redacción Central |

El robot buscará durante dos años rastros de vida en el planeta rojo y estudiará su historia geológica

El robot Curiosity llegó este lunes al planeta Marte con el objetivo de buscar durante dos años rastros de vida en el planeta rojo, y al mismo tiempo estudiar su historia geológica.

Igualmente Curiosity investigará los procesos hidrológicos del planeta y cómo fue cambiando la composición del agua en las diferentes épocas geológicas.

Tras un viaje de 567 millones de kilómetros en ocho meses y diecisiete días, el robot recorrerá durante los próximos meses 20 kilómetros de la superficie marciana.

El director de la Nasa, Charles Bolden, afirmó que “estamos allá para buscar respuestas nuevas a viejas preguntas acerca de si hubo vida en Marte o si el planeta será capaz de sustentarla en el futuro”, acotó.

Las primeras imágenes enviadas por Curiosity fueron en blanco y negro, con una resolución de 256 pixeles, y muestran una parte del suelo y una de las ruedas del androide.

El robot es cinco veces más pesado que todos los anteriores de este tipo y dos veces más largo que sus predecesores. Su tamaño es como el de un vehículo compacto y su masa es de casi una tonelada.

Su principal novedad es que posee un sistema alimentación energética, necesaria para su funcionamiento, que utiliza un generador termoeléctrico de radioisótopos que funciona a base de plutonio y no a través de paneles solares. Con este generador el robot no dependerá de las condiciones climáticas y tendrá una vida útil de 14 años.

Está previsto que el todoterreno permanezca en la superficie del planeta rojo durante 687 días, lo que también equivale a un año marciano.

El Curiosity consta de un laboratorio y 10 instrumentos científicos que han sido diseñados para llevar a cabo minuciosas investigaciones geológicas y geoquímicas, análisis de la atmósfera del planeta y de su clima, así como prospecciones de agua y sustancias orgánicas. Todo eso, para evaluar las perspectivas de la futura colonización del planeta por el hombre.

Otros países que también participan en la misión son Rusia y España, con el “Albedo Dinámico de Neutrones” o DAN (por sus siglas en inglés) y el diseño de la estación meteorológica REMS, respectivamente. Ambos equipos están instalados en el Curiosity.

El detector neutrino proporcionado a la NASA por la Agencia Espacial Federal rusa (Roscosmos), consiste en una fuente pulsante de neutrones. Será precisamente este detector el encargado de rastrear vida en el planeta o, en otras palabras, hielo y agua bajo la superficie del planeta.

De acuerdo a los científicos hace unos cuatro mil millones de años el clima en Marte fue más suave y más húmedo, y que en la superficie del planeta hubo agua.

El detector ruso radiará el suelo con neutrones de energías altas y, según sea las características de la corriente de neutrones secundarios, determinará la presencia de hidrógeno: el hidrógeno absorbe neutrones activamente y si el suelo lo contiene, en el mapa neutrino aparecerán ‘manchas oscuras’.

Por otra parte la REMS es una estación meteorológica cuya tarea consistirá en fijar las alteraciones de las contingencias climáticas marcianas: presión del aire, temperatura, humedad, velocidad, dirección de los vientos y niveles de radiación ultravioleta en la superficie del planeta rojo.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-Telesur)

también te puede interesar