Ciencia y Tecnología

Niña de cuatro años con el coeficiente intelectual de Einstein

A los dos años, Heidi Hankins sabía leer y podía contar hasta el número 40

Heidi Hankins, niña superdotada
Heidi Hankins, una niña de cuatro años de edad, tiene un coeficiente intelectual de 159, un número menos que el de los científicos Albert Einstein o Stephen Hawking. | 6topoder

Redacción Central |

A los dos años, Heidi Hankins sabía leer y podía contar hasta el número 40

Heidi Hankins, una niña de cuatro años de edad, tiene un coeficiente intelectual de 159, un número menos que el de los científicos Albert Einstein o Stephen Hawking.

La menor, miembro de la asociación internacional de superdotados, Mensa, con solo dos años ya sabía leer sin que nadie la hubiese enseñado y podía contar hasta el número 40.

Al observar estas capacidades, sus padres notaron que se trataba de una niña con una inteligencia inusual.

Así lo cuenta su padre Matthew Hankins: “Comenzó a realizar intentos para hablar desde el mismo minuto en que nació, aunque obviamente no podía verbalizar nada”.

“Cuando empezó a hablar, antes de cumplir un año, utilizaba oraciones completas”, dice.

“Una vez la pusimos frente a la computadora portátil a mirar el canal CBeebies —dirigido a niños menores de 6 años— y minutos después la encontramos navegando a través de la página web. Primero hacía clic en las fotografías que le gustaban, pero luego entendimos que había aprendido a leer el texto y seguir instrucciones”.

Según Hankins, cuando Heidi cumplió los dos años, ya era capaz de leer libros escolares. También sabía sumar y restar.

El presidente ejecutivo de la organización Mensa en el Reino Unido, John Stevenage, cree que los padres de Heidi “identificaron correctamente su gran potencial”.

Stevenage asegura que la asociación, fundada en Inglaterra en 1946, busca proporcionar un ambiente positivo para el desarrollo de sus miembros más jóvenes. Para los niños superdotados, a veces es difícil encontrar un lugar en el que se sientan cómodos.

Muchos de ellos prefieren rodearse de gente mayor, que de niños de su edad.

Para Heidi, eso no ha sido un problema. Hasta ahora ha interactuado bien en su guardería y está ansiosa por acompañar a sus compañeros que ya están en el colegio.

“Tenemos que encontrar la manera de mantenerla motivada, porque sabemos que será extremadamente básico. Le enseñarán a colorear, mientras ella ya será capaz de leer libros diseñados para niños de 8 años.”

Según Mensa, los signos de un niño superdotado incluyen una memoria poco común, aprender a leer a temprana edad, intolerancia a otros niños y la conciencia de los acontecimientos mundiales. También hacen preguntas todo el tiempo.

En el 2009, Oscar Wrigley, de 2 años y medio de edad, se convirtió en el miembro más joven en unirse a la asociación con un CI de 160.

El CI de un adulto promedio es 100.

(Redacción Central La Voz del Sandinismo-BBC)

también te puede interesar