Ciencia y Tecnología

Dos aspirinas contra cáncer colorrectal

Médicos británicos recetan que debe ingerirse esta cantidad diariamente

Aspirinas
| Internet

Redacción Central |

Médicos británicos recetan que debe ingerirse esta cantidad diariamente

El ácido acetilsalicílico -que todo el mundo conoce como Aspirina- supuestamente reduce el riesgo de cáncer colorrectal en más de un 60 por ciento en aquellas personas con alto riesgo genético.

A esa conclusión llegaron un grupo de expertos de la Universidad de New Castle, Reino Unido, al realizar el primer ensayo controlado aleatorio (RCT, por sus siglas en inglés) encaminado a evaluar los efectos del fármaco en la prevención del cáncer.

Diversos estudios previos alertaban que la Aspirina podía reducir el riesgo de desarrollar cáncer, pero este nuevo trabajo es el primer RCT centrado en la incidencia del cáncer como su principal objetivo.

Para la investigación se utilizó una muestra de 43 centros de 16 países, lo que permitió seleccionar una cifra próxima a las mil personas, en algunos casos con seguimiento durante una década.

Todos los pacientes implicados tenían el Síndrome de Lynch, una anomalía genética que predispone a la persona a desarrollar cáncer colorrectal u otro tipo de cáncer sólido.

Este gen hace muy vulnerable a las personas: aunque una de cada mil personas es portadora de esta anomalía, los pacientes del Síndrome de Lynch tienen 10 veces más posibilidades que el resto de la población de desarrollar cáncer intestinal o de útero a una edad temprana.

Durante el estudio, realizado entre 1999 y 2005, 434 pacientes comenzaron a tomar dos Aspirinas –al menos 600 miligramos- todos los días durante al menos dos años, mientras 427 tomaron placebo.

Lo curioso fue que los primeros datos que arrojaron los análisis de este ensayo -en 2007- no mostraron diferencia alguna en la incidencia del cáncer colorrectal entre aquellos que habían tomado el fármaco y los que no. Hubo que esperar hasta el año 2010 para contabilizar 19 nuevos casos de cáncer colorrectal entre aquellos que habían recibido el preciado fármaco y 34 entre los pacientes que recibieron placebo, lo que significa que en el primer grupo la incidencia del cáncer colorrectal se había reducido en un 44%.

A modo de conclusión, se observaron 23 casos cáncer intestinal en el grupo del placebo y solo 10 en el de la Aspirina. En pocas palabras: los efectos comenzaron a ser visibles cinco años después de iniciar el tratamiento.

» Consumo de aspirina desde los 40 podría reducir el cáncer

también te puede interesar