Ciencia y Tecnología

Aire libre contra la miopía

Por cada hora a la semana que pasa un niño en el exterior, el riesgo de padecer miopía disminuye un dos por ciento

Aire libre contra la miopía
Las actividades al aire libre desde que son bebés son la solución para reducir este problema en los pequeños. | Internet

Redacción Central |

Por cada hora a la semana que pasa un niño en el exterior, el riesgo de padecer miopía disminuye un dos por ciento

Ni usar anteojos, ni cirugías, ni colirios. Esas terapias ya se conocían, solo que ahora surgió una alternativa para evitar que los pequeños padezcan miopía: permanecer más tiempo al aire libre.

Un grupo de investigadores británicos afirma que mientras más tiempo pasan los niños en actividades en espacios abiertos, más se reduce el riesgo de contraer este trastorno ocular.

Según los expertos, a través de los 10 mil 400 infantes y adolescentes involucrados se demostró que por una hora al aire libre en la semana, el riesgo se reduce un dos por ciento.

Los resultados confirmaron que los niños miopes pasan un promedio de menos 3,7 horas a la semana expuestos en el exterior que los de visión normal o los que sufren hipermetropía (la dificultad para enfocar la visión a corta distancia).

La miopía es una enfermedad de la visión muy común en el mundo que provoca dificultades para observar objetos a larga distancia. En algunos países asiáticos las cifras de afectados son realmente alarmantes, llegando incluso hasta el 80 por ciento de la población.

Para el actual estudio, se chequearon ocho investigaciones recientes donde se determina la relación entre el tiempo que pasa el niño al aire libre y su riesgo de padecer miopía.

A juicio de los expertos de la Universidad de Cambridge, existen dos factores claves: mayor exposición a la luz natural y pasar más tiempo enfocando la visión en objetos lejanos porque los espacios tienden a ser mayores.

Aunque todavía se desconoce la causa precisa de esta enfermedad, los médicos coinciden en reconocer no solo factores genéticos, sino también ambientales.

Los investigadores proponen continuar profundizando sobre el tema, para precisar cuáles son los factores más importantes de esta protección, como el mayor uso de la visión de larga distancia, menos uso de visión de corta distancia, la exposición a la luz ultravioleta natural o la actividad física. También valoran que es importante conocer si al incrementar el tiempo de exposición al aire libre -a su vez- se logra evitar que la miopía empeore.

también te puede interesar