Ciencia y Tecnología

Como si fuera un faraón

Científicos de la Universidad de York momificaron a un taxista siguiendo el milenario método egipcio

Momias
Como si el tiempo se hubiera detenido en el Egipto de los faraones, científicos de la Universidad de York, Gran Bretaña, utilizaron métodos antiguos para momificar el cadáver del taxista británico Alan Billis, quien les legó su cuerpo al conocer sobre su cáncer de pulmón. | Internet

Redacción Central |

Científicos de la Universidad de York momificaron a un taxista siguiendo el milenario método egipcio

Como si el tiempo se hubiera detenido en el Egipto de los faraones, científicos de la Universidad de York, Gran Bretaña, utilizaron métodos antiguos para momificar el cadáver del taxista británico Alan Billis, quien les legó su cuerpo al conocer sobre su cáncer de pulmón.

La revista New Scientist informa que el químico Stephen Buckley y el arqueólogo Jo Fletcher realizaron la momificación tras estudiar durante dos décadas diversas muestras de tejidos pertenecientes a momias antiguas.

Los expertos pudieron determinar que para este particular modo de conservar los cuerpos de los difuntos, se empleaban sal, cera de abejas, óleos y resinas. Así que prosiguieron a practicar con patas de cerdo que colocaban en sitios secos y de altas temperaturas, similares al clima de Egipto.

Por primera vez, el binomio sumergió también el cadáver en una solución de natrón-un mineral del grupo de los carbonatos- y luego lo secaron; querían comprobar si era cierta la información dada por el historiador griego Heródoto en sus textos, escritos en el año 450 a.C., donde se revelaba el uso del natrón para estos fines.

La momificación tardó tres meses y, para sorpresa del equipo y la viuda de Billis, el resultado obtenido fue impresionante.

No obstante, para descifrar completamente los secretos de la metodología empleada para conservar el cuerpo de Tutankhamon o Ramsés, se necesitan más de tres mil años, señala en su cierre New Scientist.

también te puede interesar