Ciencia y Tecnología

El anillo de la Vía Láctea

El descubrimiento confirma al pasado complejo de la formación de la galaxia

El anillo de la Vía Láctea
El anillo de la Vía Láctea. | Internet

Redacción Central |

El descubrimiento confirma al pasado complejo de la formación de la galaxia

Un anillo gigantesco de polvo frío, descubierto en el corazón de la Vía Lactea como una suerte de número ocho acostado, es un verdadero fósil que confirma que la galaxia tuvo un pasado violento.

El descubrimiento estuvo guiado por investigadores italianos y fue publicado en el último número de la revista Astrophysical Journal Letters.

En su centro hay en realidad un agujero negro activo y voraz. “Es un anillo de polvo frío, negro y denso, nunca antes visto en la Vía Láctea”, comentó el primer autor de la investigación, Sergio Molinari, del Instituto de Física del Espacio Interplanetario del Instituto Nacional de Astrofísica (Ifsi-Inaf).

Para ver el anillo, un verdadero fósil de la galaxia, fue necesario el telescopio espacial Herschel, de la Agencia Espacial Europea (ESA).

“El fenómeno estaba previsto por las teorías, pero hasta ahora no se lograba observar por algunas nubes. En cambio aquello que está en el centro de la galaxia es un anillo continuo”, explicó Molinari.

Las imágenes infrarrojas del centro de la Vía Láctea, enviadas a la Tierra por el gran telescopio Herschel, muestran además que el anillo está deformado.

“Si esto fuese plano deberíamos ver sólo una línea. En realidad cualquier fuerza deformó el anillo para que llegar a esta forma de un ocho acostado”, informó Molinari.

Se abre así un nuevo capítulo para reconstruir el pasado de la galaxia, probablemente marcado por violentísimas emisiones de energía producto del agujero negro supermasivo que se encuentra en su centro.

también te puede interesar