Ciencia y Tecnología

Descubren formación de estrellas en galaxias ‘muertas’

Los resultados ofrecen una visión de cómo evolucionan con el tiempo. Astrónomos de la Universidad de Michigan examinaron viejas galaxias y han quedado sorprendidos al descubrir que siguen albergando la formación de nuevas estrellas. Los resultados ofrecen una visión de cómo evolucionan las galaxias con el tiempo. Un equipo dirigido por Alyson Ford y Joel […]

formación de estrellas en galaxias muertas
Astrónomos de la Universidad de Michigan examinaron viejas galaxias y han quedado sorprendidos al descubrir que siguen albergando la formación de nuevas estrellas. Los resultados ofrecen una visión de cómo evolucionan las galaxias con el tiempo. Un equipo dirigido por Alyson Ford y Joel Bregman presentaron sus conclusiones en una reunión de la Sociedad Astronómica Canadiense. | europapress.es

Redacción Central |

Los resultados ofrecen una visión de cómo evolucionan con el tiempo.

Astrónomos de la Universidad de Michigan examinaron viejas galaxias y han quedado sorprendidos al descubrir que siguen albergando la formación de nuevas estrellas. Los resultados ofrecen una visión de cómo evolucionan las galaxias con el tiempo. Un equipo dirigido por Alyson Ford y Joel Bregman presentaron sus conclusiones en una reunión de la Sociedad Astronómica Canadiense.

Mediante el uso de la Wide Field Camera 3 del telescopio Hubble, estos astrónomos vieron estrellas jóvenes por separado y cúmulos de estrellas en cuatro galaxias que están a cerca de 40 millones de años luz de distancia. Un año luz supone alrededor de 5.900 millones de kilómetros.

“Los científicos pensaban que se trataba de galaxias muertas que habían terminado de hacer estrellas hace mucho tiempo”, dijo Ford, de la Universidad de Michigan. “Pero hemos demostrado que todavía están vivas y están formando estrellas a un nivel bastante bajo.”

Las galaxias en general se dividen en dos tipos: las galaxias espirales, como nuestra propia Vía Láctea, y las galaxias elípticas. Las estrellas en las galaxias espirales se encuentran en un disco que contiene también gas frío y denso, del cual se forman nuevas estrellas regularmente a un ritmo de alrededor de un sol al año.

Las estrellas en las galaxias elípticas, por el contrario, tienen todas miles de millones de años. Estas galaxias contienen estrellas que orbitan como abejas alrededor de una colmena. Las elípticas tienen muy poco gas frío, y no hay formación de estrellas conocida.

“Los astrónomos estudiaron previamente la formación de estrellas contemplando toda la de la luz de una galaxia elíptica a la vez, porque por lo general no se pueden ver estrellas individuales”, dijo Ford. “Nuestra mejor baza han sido las imágenes sensibles ultravioleta del telescopio espacial Hubble, que nos permiten ver estrellas individuales.”

La técnica permitió a los astrónomos observar la formación de estrellas, aunque sea a un ritmo tan corto como un sol cada 100 mil años.

Ford y Bregman están trabajando para entender la tasa de nacimientos estelares y la probabilidad de formación de estrellas en grupos de galaxias elípticas. En la Vía Láctea, las estrellas generalmente se forman en las asociaciones que contienen de 10 a 100 mil estrellas. En las galaxias elípticas, las condiciones son diferentes porque no hay disco de material frío para formar estrellas.

“Estábamos confundidos por algunos de los colores de los objetos en nuestras imágenes hasta que nos dimos cuenta de que deben ser cúmulos de estrellas, por lo que la mayor parte de la formación estelar ocurre en las asociaciones”, dijo Ford.

El avance del equipo se produjo cuando observaron Messier 105, una galaxia elíptica a 34 millones de años luz de distancia, en la constelación de Leo. Aunque no ha habido ninguna indicación previa de formación de estrellas en Messier 105, Ford y Bregman vieron unas pocas estrellas brillantes, muy azules, algo parecido a una estrella única de 10 a 20 veces la masa del sol.

También vieron objetos que no son de color azul suficiente para ser estrellas individuales, sino que son grupos de muchas estrellas. Al contabilizar estos grupos, las estrellas se están formando en Messier 105 a una tasa promedio de un sol cada 10 mil  años. “Esto no es sólo un estallido de formación estelar, sino un proceso continuo”, dijo Ford.

Estos hallazgos dan lugar a nuevos misterios, como el origen del gas que forma las estrellas. “Estamos en el comienzo de una nueva línea de investigación, que es muy emocionante, pero a veces confusa”, dijo Bregman.

también te puede interesar