Ciencia y Tecnología

Fenómeno La Niña afectará a Centroamérica hasta mediados de 2011

Ocasionará un inicio de la temporada lluviosa con niveles de precipitación por encima de lo normal, a partir de abril o mayo

Huracán
El fenómeno meteorológico La Niña, que inició en mayo del año pasado y ha sido calificado por científicos como el más fuerte en décadas, afectará Centroamérica hasta al menos la mitad del año, confirmaron especialistas en la materia. | Internet

Redacción Central |

Ocasionará un inicio de la temporada lluviosa con niveles de precipitación por encima de lo normal, a partir de abril o mayo

El fenómeno meteorológico La Niña, que inició en mayo del año pasado y ha sido calificado por científicos como el más fuerte en décadas, afectará Centroamérica hasta al menos la mitad del año, confirmaron especialistas en la materia.

El jefe de Pronósticos del Instituto Meteorológico Nacional de Costa Rica (IMN), Werner Stolz, explicó que, de acuerdo con centros estadounidenses y la NASA, La Niña alcanzó su máxima intensidad el pasado diciembre, causando un descenso de hasta 1,5 grados Celsius en la temperatura del Pacífico.

Los científicos esperan que a partir de este mes el fenómeno empiece a debilitarse, pero aun no hay consenso sobre cuánto tiempo más permanecerá La Niña en el Pacífico, pues para algunos podría extenderse por casi todo el año.

Aunque no podemos aun pronosticar una fecha definitiva para que el fenómeno finalice, dijo Stolz usualmente La Niña tiene una duración de entre 12 y 18 meses, por lo que debería concluir a mediados de este año, aunque tenemos que seguir estudiando su evolución.

La Niña, que provoca un enfriamiento en las aguas del océano Pacífico, ocasionará un inicio de la temporada lluviosa con niveles de precipitación por encima de lo normal, a partir de abril o mayo.

La Niña no es el único ingrediente de la receta, pero si esta continúa, Centroamérica tendrá mayores niveles de precipitación en la costa pacífica y en las partes centrales, puntualizó Stolz.

Hasta ahora se relaciona a este fenómeno con las fuertes inundaciones en Australia en las últimas semanas, que han dejado un saldo de más de una decena de muertos y 200 000 damnificados, así como con las precipitaciones en Filipinas, Sri Lanka y Brasil.

también te puede interesar