Ciencia y Tecnología

Adicción a videojuegos causa trastornos mentales

Depresión, ansiedad, fobias sociales, impetuosidad y bajo rendimiento escolar son algunas de las consecuencias

Adicción a videojuegos
La adicción a los videojuegos puede causar problemas de salud mental entre los jóvenes como depresión, ansiedad, fobias sociales, impetuosidad y bajo rendimiento escolar, asegura un estudio de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP). | Internet

Redacción Central |

Depresión, ansiedad, fobias sociales, impetuosidad y bajo rendimiento escolar son algunas de las consecuencias

La adicción a los videojuegos puede causar problemas de salud mental entre los jóvenes como depresión, ansiedad, fobias sociales, impetuosidad y bajo rendimiento escolar, asegura un estudio de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP).

La investigación, cuyos resultados aparece en la edición de febrero de la revista Pediatrics, indica la existencia de factores de riesgo para los jóvenes que se aficionan a los videojuegos, que pueden convertirlos en jugadores problema y generarles estados de sufrimiento.

El estudio Patología de los videojuegos. Uso entre los jóvenes, un estudio longitudinal de dos años, se realizó entre más de tres mil niños en escuelas primarias y secundarias, coordinado por el psicólogo Douglas A Gentile, y en el que participaron investigadores de las universidades de Iowa, Singapur y Hong Kong.

Los investigadores evaluaron el juego patológico en 3034 niños a través de la cantidad semanal de uso de los videojuegos, la impulsividad, competencia social, fobia social, ansiedad, depresión y rendimiento escolar.

Entre los resultados encontraron que nueve por ciento de los jóvenes jugadores caen en un juego mentalmente dañino, proporción similar para otros países.

Los niños y adolescentes que jugaban más, tenía una competencia social más baja y una mayor impulsividad estaban en mayor riesgo de convertirse en jugadores patológicos.

Los autores del estudio sugieren que además de ser una estrategia de supervivencia para los niños que ya están deprimidos o ansiosos, el juego llega a aumentar algunos problemas como la impulsividad, que puede ser más pronunciada una vez que los niños o jóvenes entran en un juego patológico, y esta conducta puede durar mucho tiempo como cualquier otra conducta adictiva.

Según el estudio, los niños y jóvenes que dejaron de ser jugadores patológicos terminaron con niveles más bajos de estos síntomas dañinos provocados por su afición, pero los niveles se mantuvieron aún más altos que el de niños que nunca se volvieron jugadores patológicos.

también te puede interesar