Ciencia y Tecnología

Robot humanoide más avanzado del mundo cumple diez años

En ese tiempo ha perfeccionado su capacidad de identificar caras, servir mesas o incluso dirigir una orquesta

Robot Asimo - dirige orquesta
El robot Asimo, fabricado por el grupo Honda y considerado el humanoide más avanzado del mundo, cumple mañana diez años, en los que ha perfeccionado su capacidad de identificar caras, servir mesas o incluso dirigir una orquesta. | Internet

Redacción Central |

En ese tiempo ha perfeccionado su capacidad de identificar caras, servir mesas o incluso dirigir una orquesta

El robot Asimo, fabricado por el grupo Honda y considerado el humanoide más avanzado del mundo, cumple mañana diez años, en los que ha perfeccionado su capacidad de identificar caras, servir mesas o incluso dirigir una orquesta.

Con aspecto de astronauta y movimientos muy parecidos a los humanos, Asimo fue presentado en Japón por la empresa Honda el 31 de octubre del 2000, después de catorce años de investigación para crear una máquina capaz de caminar como una persona.

El resultado fue este androide que nació con una altura de 120 centímetros y 43 kilos de peso, aunque con los años ha evolucionado y ahora mide 130 centímetros, pesa 54 kilos y ha aprendido a correr más deprisa, reconocer rostros y voces, memorizar frases y esquivar objetos.

Para celebrar su décimo cumpleaños, el grupo Honda ha publicado un vídeo en el que repasa en imágenes la evolución de Asimo (http: world.honda.com ASIMO 10thmovie index.html), al tiempo que ha creado algunas aplicaciones para móviles iPhone y Android en homenaje a su robot más famoso.

Pese a su corta edad, el pequeño Asimo puede presumir de haberse codeado con lo más granado; en 2005, por ejemplo, visitó el Parlamento Europeo y en 2003 acompañó al primer ministro japonés Junichiro Koizumi en un viaje oficial a Praga.

Antes, en 2002, Asimo se convirtió en el primer no-humano que dio la famosa campanada que marca la apertura de sesión de la bolsa de Wall Steet; desde entonces también ha protagonizado giras por congresos tecnológicos, ha sido guía en el Museo de la Ciencia de Tokio y ha actuado en anuncios publicitarios.

Pero entre sus apariciones estelares está sin duda la que hizo en 2008 al frente de la Orquesta Sinfónica de Detroit, al tomar la batuta para dirigir El hombre de la Mancha.

Programado para imitar al milímetro los gestos de un director, el robot sorprendió por sus movimientos realistas a los músicos, quienes, sin embargo, tuvieron que adaptarse a la incapacidad de Asimo para responder a imprevistos.

también te puede interesar