Ciencia y Tecnología

Descubren restos de las ratas más grandes de la historia

Tenían un peso de alrededor de seis kilos.

Esqueleto del roedor
El esqueleto fue desenterrado de una cueva de Timor Oriental. | elmundo.es

Redacción Central |

Tenían un peso de alrededor de seis kilos.

Una investigación arqueológica en Timor Leste ha desenterrado los huesos de los ratas más grandes que jamás hayan existido con un peso de alrededor de seis kilos. Las excavaciones en una cueva localizaron un total de 13 especies de roedores, de los cuales 11 son nuevas para la ciencia. Ocho de las ratas con restos recuperados pesaban un kilo o más.

“Timor es un punto caliente para la evolución de los roedores”, declaró el biólogo australiano Ken Aplin, científico del Asutralian National Wildlife Collection y autor del estudio.

“Los roedores constituyen el 40 por ciento de la diversidad mundial de mamíferos y son un elemento clave de los ecosistemas, importantes para los procesos como el mantenimiento del suelo y la dispersión de semillas. El mantenimiento de la biodiversidad entre las ratas es tan importante como la protección de las ballenas o las aves”, añadió.

La datación por carbono muestra que la mayor rata que jamás haya existido sobrevivió hasta hace alrededor de mil a dos mil años, junto con la mayoría de los otros roedores timorenses encontrados durante la excavación. Sólo una de las especies más pequeñas ha logrado sobrevivir hasta la actualidad.

“El ser humano ha vivido en la isla de Timor desde hace más de 40 mil años y cazaron y comieron ratas a lo largo de este periodo, pero la extinción no ocurrió hasta hace muy poco”, dice el Dr. Aplin.

Cada una de las islas del este de Indonesia desarrolló su propia colección única de las ratas. El doctor Aplin también ha encontrado seis nuevas especies de ratas en una cueva en la isla de Flores. Algunas de éstas todavía podrían estar viviendo en dicha isla, pero han evadido la detección por los coleccionistas modernos.

Las ratas más grandes localizadas actualmente pesan unos dos  kilos y viven en las selvas de Filipinas y Nueva Guinea. El estudio del doctor Aplin fue publicado en la edición de esta semana del Bulletin of the American Museum of Natural History

también te puede interesar