Ciencia y Tecnología

Nicotina sube al cerebro de manera gradual

Los investigadores tendrán más capacidad para desarrollar ahora nuevas opciones que ayuden a los fumadores a conseguir la dosis de nicotina que necesitan sin que les cause adicción

Nicotina
Nicotina sube al cerebro de manera gradual. | trasguete - flickr

Redacción Central |

Los investigadores tendrán más capacidad para desarrollar ahora nuevas opciones que ayuden a los fumadores a conseguir la dosis de nicotina que necesitan sin que les cause adicción

La nicotina se concentra de manera gradual en el cerebro de los fumadores y no en cada bocanada, dijeron investigadores en un estudio que tal vez aporte nuevas recomendaciones para dejar el tabaco.

La sustancia tarda varios minutos en llegar al cerebro, dijo el doctor Jed. E. Rose, de la Universidad de Duke, en la edición digital de la publicación Proceedings, de la Academia Nacional de Ciencias.

En otros estudios, numerosos científicos han presentado teorías sobre la rapidez con la que la nicotina llega al cerebro, pero casi nadie ha medido el proceso, dijo Rose.

Nos sorprendió encontrar que la nicotina sube a un ritmo muy diferente a lo que uno siempre escucha, dijo.

Subrayó que en teoría, el efecto de la nicotina llega al cerebro siete segundos después de cada bocanada.

En su intento por determinar si esto era verdad, Rose examinó cerebros con escáner para medir los niveles de nicotina en 13 fumadores regulares y en 10 personas que tenían el hábito de manera ocasional, lo que indicaba que no eran adictas a la nicotina.

Rose dirige el Centro Duke para la Investigación sobre la Nicotina y Abandono del Fumar, que pertenece a la Escuela de Medicina de la Universidad de Duke.

 El cerebro tardó entre tres y cinco minutos para registrar niveles máximos de nicotina. Los cerebros de los fumadores adictos se tardaban más en registrar esos niveles que los de los fumadores ocasionales, según los investigadores.

Este ritmo más lento se debía a que la nicotina permanece mayor tiempo en los pulmones de los fumadores adictos, tal vez debido al efecto crónico del fumar en esos órganos de respiración, dijo Rose.

Ahora que sabemos que no existen estas alzas que se esperaban, los investigadores tendrán más capacidad para desarrollar nuevas opciones que ayuden a los fumadores a conseguir la dosis de nicotina que necesitan sin que les cause adicción, agregó.

también te puede interesar