Ciencia y Tecnología

Fortificar alimentos con ácido fólico reduce defectos congénitos

Los hallazgos de los investigadores respaldan la hipótesis de que el ácido fólico tiene efectos preventivos sobre los defectos cardíacos

Ácido fólico
Fortificar alimentos con ácido fólico reduce defectos congénitos. | Internet

Redacción Central |

Los hallazgos de los investigadores respaldan la hipótesis de que el ácido fólico tiene efectos preventivos sobre los defectos cardíacos

Fortificar la harina y las pastas con ácido fólico disminuiría la cantidad de bebés que nacen con enfermedad cardíaca congénita, el más común de los defectos de nacimiento, indicaron expertos canadienses.

La fortificación alimenticia amplia no es obligatoria en Europa, pero es un requisito que desde 1998 condujo en Québec a una reducción del 6 por ciento anual en el número de bebés nacidos con defectos congénitos, señalaron los investigadores en British Medical Journal.

“Estos hallazgos respaldan la hipótesis de que el ácido fólico tiene efectos preventivos sobre los defectos cardíacos”, escribió el equipo de Louise Pilote, de la McGill University en Montreal.

“Las medidas de salud pública para aumentar la ingesta de ácido fólico fueron seguidas por una disminución en la prevalencia de nacimientos con defectos congénitos cardíacos graves”, agregaron los autores.

Actualmente, 67 países fortifican la harina de trigo, 47 de ellos obligatoriamente, señalaron en un editorial Helena Gardiner, del Imperial College de Londres, y Jean-Claude Fouron, del CHU Sainte-Justine University Hospital Centre en Montreal.

El ácido fólico, o folato, ayuda al organismo a crear células nuevas saludables. Es importante que las mujeres reciban una cantidad suficiente antes y durante el embarazo, para prevenir defectos congénitos severos, como los cerebrales y espinales.

Los vegetales de hojas verdes, las frutas, los cereales y las nueces contienen ácido fólico. El compuesto también puede agregarse a los productos en base a cereales o ingerirse como suplemento alimentario.

Incluso con la fortificación, muchas mujeres no reciben la cantidad suficiente de ácido fólico.

En su estudio, Pilote y sus colegas identificaron a todos los bebés nacidos en Québec con defectos cardíacos congénitos severos entre 1990 y el 2005.

El análisis demostró que no había cambios en cuántos bebés nacían con defectos cardíacos graves en los nueve años previos a la implementación de la fortificación. Pero hubo una reducción del 6 por ciento anual en los siete años posteriores a que entrara en vigencia la medida.

El avance puede parecer modesto pero, debido al complejo tratamiento que requieren los defectos cardíacos frecuentemente mortales, incluso una pequeña reducción puede disminuir significativamente los costos de atención sanitaria, indicaron los investigadores.

también te puede interesar